jueves, 3 de diciembre de 2009

No llegar al suicidio como única salida.


No tengamos miedo de hablar de la muerte, es parte de la vida, en algunos casos como en el de suicidios, tema tabú, se puede prever, evitar.

Pueden adoptar esta decisión penosa y dolorosa, personas que asumen para sí la sobrecarga de todo lo que les sucede o sucede a los demás no la comparten. Esto les crea una enorme frustración porque no alcanzan lo que desean o las cosas no son como quisieran, llegan a sentirse solos y sin motivo para seguir viviendo, al no comunicar sus pensamientos, para ser comprendidos y animados. (La incomunicación, el no compartir sentimientos abre camino a la depresión ante sobrecargas)

Pueden ser pobres o ricos económicamente y en conocimientos intelectuales o científicos, pero escasos en conocimientos de conducta emocional, en mantener una relación afectiva con su entorno, no rígida ni tan estructurada y, en la profundidad de ser espiritual.

El dolor debe ser compartido, buscando ayuda médica, espiritual, etc la pérdida de un gran amor, un derrumbe económico, una depresión, lo que hoy pueda verse bajo nubes negras mañana volverá a verse bajo el sol de otra manera. Los pensamientos y sentimientos van a cambiar con ayuda, la confianza y la esperanza retornarán, se puede volver a sonreír a la vida y a la gente con más serenidad.

El potencial suicida puede enviar mensajes a su entorno, que podrían no ser comprendidos o tomados como broma, porque son sutiles o bien no. ¡Atención con ellos! Pueden ser jóvenes que tienden al aislamiento, tímidos, introvertidos con dificultad para relacionarse con otros. No contar con amigos de mente sana y abierta.

Sus pensamientos y sentimientos les atrapan sin salida. Si también no se abren a sus padres, que estos no los comprendan. O bien le busquen ayuda y no encuentren la adecuada. O si la hallan, los jóvenes no las tomen o acepten. Es un tanto más complejo porque la falta de vivencias y experiencias les hace más frágiles.

Problemas orgánicos, económicos, mentales, enfermedades, edad, jóvenes o no etc. Pero la soledad y el dolor del alma puede ser el motivador e impide superar los que consideramos. motivos justificados. Puede ser el resultado de una ¡Emoción violenta! (locura momentánea) grado máximo de ira volcada hacia si mismo.

Las emociones ¡No deben reprimirse! alegría llanto tristeza ocasional duelo normal etc. ¡No son incontrolables! Vivir en armonía ñiñez, adolescencia, juventud, madurez, disfrutar cada momento sin dejar de crecer. Con emociones normales reina la calma. Se sabe que hacer. Como resolver los problemas o buscar la solución fuera. No somos dueños de la vida de otros. Podemos ayudarlos cuidarlos pero si están sanos y son adultos. Darles la libertad de elegir si siguen viviendo a nuestro lado o se van con otro/otra. Tener buenos amigos, un amigo es como un hermano o más.

Puede haber otras causas de suicidios, no contempladas, como bajo alta presión o a pedido de alguien ante quién somos dependiente, pero aquí creo, estarían enumeradas algunas causas, efectos . No hay justificación posible. Aunque quien lo intenta cree tenerla, hay que estar atento y ayudarlo. Lo sé una vez alla en el tiempo, a pesar de amar la vida parecía ser la única salida. No fue. Por eso comento, son solo reflexiones mías ¿Tal vez sean correctas? .







1 comentario:

Liz dijo...

Muchas gracias por tan lindas palabras y por su visita por mi blog.
Que tenga lindo dia