jueves, 14 de julio de 2011

El infiel arrepentido.


Pablo cruzaba la plaza de Congreso caminando hacia la compañía aseguradora, era fuerte el calor, no llevaba chaqueta, tan solo su camisa blanca con el cuello desabrochado. Sintió un impacto leve sobre su hombro, lo miró diciendo en voz baja, mierda.,, ¿Será posible? Alzó de inmediato su vista hacia el cielo, al ver las palomas volando alegremente entre los árboles se calmó. ¿Qué culpa tienen ellas? Se dijo, mientras buscaba un bebedero para mojar su pañuelo y quitar el “regalito”. Luego de encontrarlo la limpió lo mejor posible sentándose en un banco. - Tal vez me traiga suerte, pensó, mientras esperaba que seque.

Un hombre se sentó a su lado, se veía desencajado, comenzó a hablar solo. - Me echaron, si, me echaron de mi casa, mi mujer y mis hijos. La engañe con otra, ella se enteró y me echó, mis hijos la apoyaron.

– Pues te has llevado tu merecido, se dijo para sí Pablo. El hombre siguió hablando, los extraño muchísimo, pedí perdón de todas las formas posibles, amo a mi mujer, fue una única vez en 24 años de matrimonio.

Estoy arrepentidísimo, Ay de mí, he sido de lo peor. Sus ojos comenzaron a enturbiarse conteniendo las lágrimas. Mi vida tiene poco sentido ¿Qué voy a hacer ahora? Se tomaba la cabeza entre las manos mientras seguía con sus lamentos.

-El sentimiento de Pablo, ante tanto dolor genuino, pasó a ser de compasión.

- Bueno, bueno, cálmese, compréndala, la traicionó, rompió su confianza, el dolor que provocó, lo siente usted ahora. –Póngase fuerte, continúe con sus actividades, déles y tome tiempo, las heridas al corazón lo requieren para cicatrizar.

El perdón está en manos de su esposa y sus hijos. Procure acercamientos hacia cada uno, incluyendo otros familiares y amigos, diciéndoles lo estúpido que fue, lo arrepentido que está.

– Siga semana tras semana, sin desfallecer ni ser pesado, tal vez, solo tal vez, le den una segunda oportunidad. ¿Le parece?

-El hombre se levantó diciéndole, gracias por escucharme, me voy más tranquilo quizás pueda rehacer lo bueno que habíamos construido durante años. Gracias, repitió, al momento que se daba vuelta comenzando a alejarse.

- Pablo también se levantó, le quedaban veinte minutos para hacer su trámite, apuró sus pasos mientras pensaba, la paloma hizo que yo me detenga en este lugar para contener a este hombre ¿Será casualidad, o entretejidos del destino?- Espero haber sido útil...

¿Tú que piensas?

24 comentarios:

María dijo...

Pues nunca se sabe porque igual el destino le tenía reservado ofrecer un poco de consuelo a ese señor.

Interesante post.

Besos

Migue dijo...

Hola María, muchas cosas suceden sin haber estado previstas por nosotros,no sabría a que atribuirlas,solo suceden. Ahora,...¿Que le ves tú de interesante al post,amiga? Pasando a otro tema,me ha gustado mucho lo que escribes,me has hecho reír con tu espontaneidad en la última entrada que visité.

Besos.

Nuria dijo...

Siempre hay casualidades inexplicables.Pero si era para bien...:)Migue,un gran abrazo!

Migue dijo...

Hola Nuria,si estamos en contacto con gente, siempre pueden suceder cosas, Pablo consideró necesario no juzgar, animando a esa persona.
Un abrazo hacia ti!

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Pienso que en la vida nada es casual; el protagonista desaceleró su marcha por un evento que le llevó a otro y a otro. Según la cultura hindú TODAS las personas que llegan a nuestra vida son por una razón, por un especial objetivo.
Ya ves, ahora tú y yo, que ni siquiera sospechábamos la existencia del otro, charlamos como dos viejos amigos.
Un abrazo.

Migue dijo...

Hola Julio,bienvenido,es cierto que hasta hoy no sabía de tu existencia,pero aquí estás,no me cabe duda charlaremos como viejos amigos.Tal vez, aunque nos encontramos en la vida a través de éste medio,tenga una razón, como dice la cultura hindú.
Un abrazo.

Belkis dijo...

Más que en casualidades creo en causalidades Migue. Era necesario para que ese hombre encontrara ese rato de conversación que le diera algo de paz a su corazón. El ser escuchado siempre ayuda.
Te dejo un abrazo amigo

Migue dijo...

Bienvenida Belkis, mucha gente lleva penares que no sabe con quién compartir, sintiéndose solas.Aquí en un desconocido, el hombre encontró un oído atento junto con palabras de aliento.La vida tiene esas cosas.
Abrazos,amiga.

Nicolás dijo...

Yo creo que todo pasa por algún motivo, quizás nunca lo comprendamos ni sepamos el por qué, pero cada cosa cada situación tiene su motivo, para ir aprendiendo, para ir avanzando en este camino que es la vida

TORO SALVAJE dijo...

Casualidad.
No creo en el destino.
Ni para bien ni para mal.

Saludos.

Migue dijo...

NIcolás, casualidad, causalidad, destino, que todo sucede por una razón.En fin, tal vez sea por alguna de éstos pensamientos individuales.Pero que cada suceso nos enseña si queremos aprender de él, estoy de acuerdo amigo.

Migue dijo...

Hola TORO, gracias por sumar tu opinión considerando que fue casualidad.

Un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
MIGUE

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE TOQUE DE CANELA ,STAR WARS, CARROS DE FUEGO, MEMORIAS DE AFRICA , CHAPLIN MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Migue dijo...

¡¡Bienvenido José Ramón!! tu visita por aquí es un honor para mi humilde espacio. He estado espiando un poco tu rincón, no te quepa duda,con los títulos que me presentas estaré siguiendo tus letras y poemas. Además como no he de compartir contigo, respondiendo a la manera en que llegas.
¡¡Un Abrazo!!
MIgue

Alma Mateos Taborda dijo...

Dicen que "casualidad es el seudónimo que pone Dios cuando no quiere firmar" sólo existen las causalidades. Eso creo. Muy buen post. Un abrazo.

Migue dijo...

Hola Alma,así que dicen que dicen. "Si es el seudónimo que pone Dios..." compartes con Belkis que solo existen causalidades.Agradezco tu visita y comentario.
¡Un abrazo y un beso!

Oteaba Auer dijo...

Fíjate Migue que al leer este escrito tuyo me ha dado por pensar que quizás, algo así sucede con los blogs. Mucha gente (no todos) vuelca sus sentires, sus estados de ánimo en prosa, en poesía o con un simple vídeo con el que se sienten identificados, en la esperanza de que alguien lea aquello que tan adentro lleva y no ha podido expresar.
Me gustó mucho tu relato.
Un abrazo

Sil dijo...

No creo en las casualidades, sí en las causalidades. Pienso que todos en una medida u otra comentemos errores (el que esté libre que tire la primer piedra). No necesariamente puedes hacer daño a tu pareja con la infidelidad, hay otras formas de hacer daño al otro (escribo en neutro para que puedan comprender mejor tus seguidores que no son de Argentina). A veces cuando existe una infidelidad, hay por el otro lado una parte de compromiso. No en todos los casos, pero sí en gran parte. Lo ideal sería poder conversar cion tu pareja que es aquello que te falta para que nmo te suceda lo de PABLO que perdió todo.
Es una simple opinión
Un fuerte abrazo Migue

Migue dijo...

¡Bienvenida Oteaba!El relato mío tiene que ver con hechos pasados, en momentos muy distanciados, unidos de manera imaginaria.Es un gusto, que te haya gustado a ti.
Un abrazo!

Migue dijo...

Hola Sil, también crees en las causalidades,bien por ti.Ahora,creo que hay un poco de confusión.Aunque en estos tiempos parecería que todo es válido,la infidelidad no deja de ser una traición, hacia quién confía en ti y tu confías en ella.En el relato, Pablo recibe la confesión de un desconocido,dándole oído e invitándolo a recomponer su situación. No es algo en lo que yo esté involucrado jajaja.Pienso seguir siendo siempre fiel a mis valores y principios, en todo momento y circunstancia amiga.Aunque se haga cuesta arriba a veces.
Un fuerte abrazo para ti!

Liz dijo...

Migue pase a saludarte y darte las gracias por tus palabras.

Migue dijo...

Liz, agradezco tu saludo,esperando que mis palabras te hayan sido útiles.
Un abrazo.

María dijo...

Amigo, Miguel:

Llego tarde a tu blog, pero llegué jajaja.

Veo que te estás convirtiendo en un gran escritor, últimamente escribes relatos, y todos están muy bien, te felicito por ello.

Yo creo que el destino no está escrito que cada uno lo vamos marcando con nuestras decisiones, con nuestros errores... porque la vida es una página en blanco y cada día la vamos escribiendo con nuestros momentos vividos.

Gracias, Miguel, por hacernos reflexionar.

Voy a pasearme por tus otros blogs haber si me he perdido algo, y a poner éste como seguidor si es que no le tengo ya, que sino no me entero cuando publicas.

Un beso, amigo.

Migue dijo...

María,
tú siempre llegas aunque sea tarde jajaja.También creo que la vida está llena de etapas,momentos, en los que decidimos que rumbo tomar,no obstante los hechos nos hacen mover el timón a veces más de lo que quisiéramos.Gracias por tu visita y felicitación.
Un beso, amiga.