miércoles, 27 de julio de 2011

¿Somos mentalmente flexibles?


De no ser así, seríamos más propensos al aislamiento, disociación, sufrimiento. Aunque el planeta tierra siempre gira igual, las sociedades tiene cambios permanentes en usos, costumbres, problemas, tecnologías. Así como los juncos se doblan ante fuertes ráfagas de viento, vuelven a estar derechos una vez que éstas ceden. También nosotros sufrimos o podemos sufrir en algún momento, tormentas emocionales que nos traigan dolores en cuerpo y alma. Necesitamos estar preparados para soportarlas, volver a ponernos de pié y continuar. Aunque a veces podemos ver todo negro o gris, por cansancio, estrés, o formas de ser, siempre habrá hermosos colores en todo lo que nos rodea.

En gran medida nuestra felicidad o tristeza surge de nuestro pensar y actitud, ante sinsabores, frustraciones, por conflictos, crisis, problemas, hechos que pueden haber sido generados, por propio desconocimiento, error, o como resultado de acciones de terceros cercanos o lejanos. También ante la pérdida de vidas que es prioridad uno, por inseguridad, accidentes fatales, desnutrición, violencia, situación que requiere su tiempo de duelo personal. La naturaleza misma, está actualmente, reaccionando contra el planeta, con toda la furia de sus efectos. En muchos casos en respuesta a la acción del hombre, que contamina, modifica el medio ambiente, por intereses, sin respectar leyes ni tratados, ni medir la consecuencia futura o inmediata.

La flexibilidad mental, tener la mente abierta, con inteligencia emocional, abre caminos, impulsa a crecer y aprender, “como en la curiosidad innata del niño”. No se cierra o detiene ante el problema, busca la solución, dándole el tiempo que requiere mientras continúa, o lo asume con aceptación si no la tiene. ¿Somos flexibles? Nos adaptamos a las realidades que nos toca enfrentar cada día, en nuestra casa, con nuestra familia, en el trabajo, con nuestros compañeros, jefes, o empleados. En la vida cotidiana, amoldándonos, o introduciendo los cambios, ajustes necesarios, que surgen de la experiencia o del sentido común. ¿O elegimos siempre echar culpas a otros? a la mala suerte, al destino, tropezando con la misma piedra innumerables veces. Las políticas económicas y sociales de los gobiernos de turno nos afectan, si complican nuestras vidas no defendiendo nuestros derechos, nos cabe el reclamo generalizado y el voto en un país que se precie de democrático.

La solidaridad, el compartir lo poco o lo mucho, la confianza, el respeto hacia todos, la responsabilidad, el valor para reaccionar ante lo que nos hace o nos parece mal, serían parte del ramillete de actitudes que nos hacen ser derechos y humanos para que la sociedad, y nuestra calidad de vida, siga creciendo para mejor. Cuidémonos de no vivir en los extremos, aprender a ser y continuar feliz, es un camino para recorrer paso a paso, sin prisa y sin pausa. Sin caer en emboscadas tentadoras, por el solo hecho de hacer lo que otros hacen, sin asumir el resultado que tendrá en más o menos tiempo.

PD: Paso de relatos de amantes a estas reflexiones mías, ¡Condimento! el tema da para mucho texto más. Te saludo, deja tu huella si te apetece.

24 comentarios:

María dijo...

Yo creo que sí que lo somos, el ser humano tiene una capacidad de adaptación tremenda, incluso de sacrificio.

Besos

Migue dijo...

María, es cierto lo que afirmas, aunque sabemos que si se carece de esa capacidad de adaptación,se puede sucumbir.
Besos

María dijo...

Amigo Migue, me gustan mucho estos temas y dan para reflexionar.

Pienso que el ser humano está capacitado para la adaptación, y que si existe un cambio brusco en la vida de una persona, por ejemplo, quedarse sin trabajo, la muerte de un ser querido, la ruptura de pareja, etc... aunque al principio duela mucho, y se pueda sentir uno como incapacitado para continuar luchando, porque existe un tiempo de adaptación, de duelo y modelación, después, cuando pasa el tiempo, se siente uno con ganas de seguir luchando porque no queda más remedio y con los brazos cruzados no se va a adelantar nada.

Aunque también se que hay personas que de todos los problemas echan las culpas a los demás y a la mala suerte, y entonces no hacen nada más que quejarse, en vez de intentar solucionar los problemas.

Un beso.

Migue dijo...

Hola María,

Has visto con claridad la reflexión que he compartido. Cada persona es un mundo, enfrentando situaciones diversas, toma su posición y decisiones, debiendo hacerse cargo de ellas.El que le vaya bien o mal a veces no depende de si misma. De ninguna manera planteo juzgarlas.Pero que requiere flexibilidad, mental, espiritual, anímica, adaptarse a lo que podemos enfrentar a través del tiempo, no me cabe duda.
Un beso,amiga.

Cosillas y Cosejas dijo...

Hola Migue. Preguntas si somos mentalmente flexibles?
Pues me ha encantado tu post pq me ha hecho reflexionar sobre conversaciones que mantengo a menudo con algunas personas que considero mentalmente inflexibles.
Yo me considero una luchadora, siempre voy hacia adelante, mirando al futuro, levantándome cuando tropiezo y dispuesta a no rendirme nunca ante las adversidades.
Muchos somos así pero otros no lo son. Estoy de acuerdo con María, todos tenemos la capacidad de ser flexibles mentalmente pero a muchos les vence el miedo o la pereza y prefieren quedarse de manos cruzadas ante los problemas y no luchar. Les es más fácil echar la culpa a los demás.
Hace unos años, cuando estudiaba Psicología, aprendí una palabra muy bonita; "resiliencia", según el diccionario: capacidad de los sujetos para sobreponerse al dolor emocional y los traumas. Yo creo que todos deberíamos potenciar esta capacidad.

Migue dijo...

Hola Crisálida,
es cierto que nos tropezamos con personas mentalmente inflexibles.Son difíciles para aceptar cambios,la opinión de otros,conflictos, etc.No conocía la definición de "resiliencia" pero equivale a desprenderse emocionalmente,desapegarse de muchas cosas, para verlas con una mirada objetiva,obrando en consecuencia.También creo todos deberíamos potenciar esa capacidad,más en estos tiempos.Gracias por tu visita,también me ha gustado tu espacio de Cosillas y Cosejas
¡Un abrazo!

gosspi dijo...

Hola Migue, me ha gustado tu visita y es la primera vez que entro a verte.....uyyyyyy, lo que pones es para reflexionarlo despacio....yo tiendo a los extremos sabes? y mantenerme en el medio lo consigo con la oracion, El me sostiene y me impulsa como mejor ve....Su Voluntad quiero hacerlo mia en toda su potencia y me hace descansar en la flexibilidad...abierta a escuchar con objetividad y a acoger como mia a la persona que me habla...me está enseñando a Amar....y la felicidad se hace cada vez mas cercana. Soy muy amada de Dios y con El veo maravillas a mi alrededor y en los que me rodean aunque sean totalmete distintos a mi....me alegro de que seas una persona de buen humor...le saco la gracia facilmente a las cosas y la risa es medicina!!un abrazo.

Migue dijo...

Bienvenida gosspi,
Tú eres una persona con gran riqueza espiritual,que pone en practica su fe,por eso ves maravillas a tu alrededor,aún el los muy distintos a ti. Muchos dicen serlo,pero no lo reflejan en sus actos,pensamientos,sentimientos...y no les va bien.Amar por el amor mismo es una especie de gracia concedida, que hace estar bien a quien lo experimenta.La persona mas provista de inteligencia, intelectual,emocional,espiritual pienso sería la más completa,no necesariamente la más rica en dinero jajaja.Tu visita ha sido una alegría en el día de hoy.
Un abrazo,amiga.

Diana Profilio dijo...

Migue, ¡Maravilloso "condimento" que nos has regalado! Un tema, por demás recurrente, para quienes solemos internarnos en profundos análisis intentando desenmarañar, de alguna manera, cuanta situación nos codea a diario. Hay veces que tenemos MUY clara "la teoría", pero nos cuesta ponerla en práctica. El compartir sentires e interrogantes nos pone un poco en la vereda de enfente, para poder verlo con más claridad; cosa que si nos encerramos en nuestros propios pensamientos, lo único que logramos es que vayan boyando entre las paredes de nuestra mente sin encontrar la salida. Creo que es un ejercicio diario: intentar mantenernos abiertos y entrenar esa flexibilidad que nos permita corrernos de nuestro eje para conseguir otra visión y volver renovados a nuestro cauce. ¡Uh, si da para hablar...!
Muchas gracias, Migue, por tu visita; me dio la oportunidad de disfrutar de tus reflexiones. Me tendrás seguido por aquí. Un beso grande !!!

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Oportunas reflexiones revestidas, principalmente, de generosa preocupación por los demás; porque a veces, cuando estamos vigorosos y sobrios, bien vale la pena dirigirnos a nuestros lectores con una gotita de optimismo y sabiduría.
Bien hecho, amigo escritor.
Un abrazo.

Migue dijo...

Hola Diana,gracias por tu valoración sobre éstas reflexiones. A veces pensaba si personas como tú,del mundo del arte, con una manejo tan maravilloso en letras, pinturas,podría encontrar algo interesante en un blog pequeño,con relatos y reflexiones. Pero es enorme tu sensibilidad,humildad y cordialidad.Todos tenemos algo para compartir, juntos aprendemos unos de otros.
Un beso grande a ti,amiga!!

Migue dijo...

¿Cómo estás Julio? cuando llegas tiendo la alfombra roja para recibirte jajaja. Lo hago con amigos especiales.La escritura, narrativa,poesía, reflexiones,es un hermoso camino para recorrer,aprendiendo siempre. Recibo tus comentarios, como halagos al alma, viniendo de ti que mucho sabes del tema y tienes experiencia.Terminaré aceptando que me llames
escritor,aunque es una meta por alcanzar.
Un fuerte abrazo,amigo!!

Emanuel Carrizo dijo...

Que tal,paso a devolverte la visita y agradecer los comentarios. Ahora que me encuentro con este interesante blog creo que me quedaré cerca. Me atrae el contenido diverso en cuanto géneros y la reflexión última permitiría hablar durante horas.
Creo que tu análisis nos llega moldeado por la esperanza y la preocupación general. Y estoy especialmente de acuerdo con una frase: "La naturaleza misma, está actualmente, reaccionando contra el planeta". Muy interesante.
Saludos.

Luján Fraix dijo...

INTERESANTES REFLEXIONES A LA HORA DE PLANTEARNOS CÓMO CONTINUAR EN ESTA VIDA PARA LLEGAR A LA PAZ INTERIOR, A SER MEJORES PERSONAS, A DAR SIN ESPERAR, A PONERNOS EN EL LUGAR DEL OTRO...

BESITOS Y GRACIAS POR PASAR POR MI RINCON DE RETRATOS.

"lO QUE EL VIENTO SE LLEVO " FUE UNA GRAN PELÍCULA, UN CLASICO, QUE QUEDARÁ POR SIEMPRE EN EL RECUERDO, EN MI CASO DE LA NIÑEZ.

Migue dijo...

Hola Enmanuel, has visto como una reflexión lleva a otras y así podríamos seguir hablando.Cuando resaltas mi frase de "La naturaleza misma...." conlleva a pensar también en la naturaleza del hombre" que afecta el orden normal del medio ambiente.Agradezco tu visita y comentario.
¡Un abrazo!

Migue dijo...

Bienvenida Lujan! resaltas una parte de las reflexiones,que contiene un mensaje hacia esa paz interior que todos queremos.

He vuelto a tu rincón de retratos, tiene muchas cosas bellas, además he visto otro rincón de poemas.Tengo mucho por ver por allí.
¡Un beso,amiga!

Belkis dijo...

Si el núcleo de la flexibilidad es la adaptación, debemos hacer todo lo posible por encontrar en todo lugar y circunstancia, el equilibrio justo para hacer compatibles nuestro estilo personal de trabajo, costumbres, hábitos y modo de actuar con el de los demás para ser más productivos, mejorar la comunicación y establecer relaciones duraderas.

Muy interesante reflexión amigo Migue. Un abrazo

Migue dijo...

¡Correcto Belkis!, te has ganado un millón de...es broma amiga,tú sabes de mi sentido de humor,pero la importancia de la flexibilidad para adaptarse, a la vez de saber introducir los cambios necesario,nos lleva en conjunto, a hacer de éste un mundo mejor.

Un abrazo,gracias por tu visita.

Anónimo dijo...

En mi opinión,somos flexibles cuando queremos.Piensa que el ser humano busca muchos intereses y a veces se impone a las prioridades esenciales.
Espero que estés bieeen Migue :)

Nuria http://elrostrodelapalabraquenocalla.blogspot.com/

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

La adaptacion y la empatia,siempre han de estar presente para ser mejores,un abrazo.J.R.

Myriam dijo...

Excelentes reflexiones; flexibilidad, respeto por el otro, solidaridad y gestionar adecuadamente nuestras emociones nos hcen ser mejores personas y mejoran la convivencia entre nosotros. Nuestro mundo así se hace más benigno para todos.

Un saludo y bienvenido a mi casa cuando gustes.

Migue dijo...

Hola Nuria,
tu opinas que la flexibilidad de las personas está influida por intereses,es cierto,estaría todo bien si fueran para bienestar general incluyendo el personal. No por encima de las prioridades lógicas,que surgen del sentido común.

PD:Espero que hayas podido resolver tu problema con blogger
¡Abrazos,amiga!

Migue dijo...

Jose Ramon,
Bien lo dices,si no están presentes la adaptación y la empatia,las cosas son mas complejas.
Un abrazo!

Migue dijo...

Hola Myrian ¡bienvenida!
Es muy generoso tu comentario,a veces parece ser simple hacer un mundo mejor,la intransigencia,los intereses personales lo dificultan,pero debemos seguir contribuyendo desde nuestro lugar.
Volveré por tu casa pronto,hurgando textos jajaja.
¡Abrazos!