domingo, 15 de enero de 2012

EL RAPTO. ¿Qué hacer.?

Lucas estaba sentado en la Terminal de ómnibus de larga distancia, faltaba media hora para que partiera el suyo, una pelotita de papel rodó frente a sus pies. Sin saber porqué, la levantó, desplegó el pequeño papel arrugadoleyó una frase, SOS me raptan. Levanto la cabeza mirando hacia el frente y los costados. ¿Será una broma? – pensó. Pero con esto no se jode – se dijo. La gente caminaba de prisa por los pasillos, recorrió con mirada escrutadora a los pasajeros que aguardaban en los largos asientos de madera frente a él. Matrimonios con niños, ancianos, una jovencita de unos catorce años, al lado de un hombre fornido de cabello pelirrojo, éste esbozaba una sonrisa tonta permanente en su rostro. Llamó su atención que la niña tenía anteojos de sol, siendo un día de lluvia, además que la mano derecha del hombre estaba apoyada en su espalda. ¿La estaría sujetando? ¿Amenazando? - pensó para sí. Desvió la mirada un instante para disimular, cuando volvió a mirar, observó que las manos de ella estaban sobre su regazo, subió la mirada, los anteojos negros estaban fijos en él, volvió a mirar sus mano, el dedo índice de ella se movía señalándose a si misma, como si lo llamara. Se puso tenso, se le erizó la piel, presintió la situación de peligro, el pelirrojo observó que los miraba, rápidamente bajó la mirada, agachándose para ajustar los cordones de sus zapatos. Luego, nuevamente se incorporó, ya decidido.

Prefiero pasar un papelón antes que dejar cometer un posible secuestro, se dijo a si mismo.

Encaminó sus pasos hasta reunirse con dos hombres de gendarmería que se hallaban en el lugar, les explico la situación y sus sospechas. Por favor, con pedirle la documentación no se pierde nada - sugirió. Los gendarmes se dirigieron hacia la pareja, Lucas iba detrás, se detuvieron frente a ellos. Disculpe señor ¿Se pone de pié y me permite sus documentos? El hombre con gesto de incredulidad se paró, ¡¡Maldición!! ¿Cómo me descubrieron? Extienda las manos, está arrestado. La jovencita se puso de pié quitándose los anteojos, acto seguido se arrojó a los brazos de Lucas llorando, gracias!! gracias!! repetía sin parar de llorar. Cálmate le dijo Lucas, ya todo esta bien, fuiste valiente, te van a llevar a tu casa.


Bueno hace mucho que no escribo, este es un intento, todavía no he terminado de reacomodarme.

Mis saludos para ti, visitante.




20 comentarios:

ion-laos dijo...

Bienvenido! Bueno, ya te irás acomodando, no hay prisa, tranquilo, que bastante corremos ya. Está claro que toda maldad, al final, se descubre.

Besos Migue, buen comienzo de semana.

Katy dijo...

Me ha gustado. Aunque hace mucho que no escribes tiene gancho hasta el final.
Un abrazo

Migue dijo...

Hola ion, gracias por la bienvenida, tienes razón a veces debemos ir despacio cuando estamos apurados.

Me gustó tu post sobre los miedos, nos volvemos a leer.

Un beso para ti,buena semana.

Migue dijo...

Bienvenida Katy,si le has encontrado gancho es un premio que me das.

Un fuerte abrazo para ti

Carolina dijo...

Buen cuento, Migue. Mantiene la atencion hasta el ultimo momento.
Un abrazo.

Migue dijo...

Gracias Caro,es corto, acostumbro a escribirlos mas extensos,me alegro te haya gustado.
Espero hayas disfrutado tus vacaciones.
Un abrazo para vos.

Diana Profilio dijo...

Querido Migue... una historia por demás real, la que -lamentablemente- pasó a ser tema de todos los días. Magníficamente narrada, nos vas llevando y describiendo la situación, los pensamientos y conjeturas. Afortunadamente, tuvo un final feliz. Ojalá todas puedan acabar así... Felicitaciones, amigo!!! Me alegra que hayas retomado la pluma. Un beso grande!!!!!!

Migue dijo...

Diana...es una grata sorpresa tu visita, y que decir de la aprobación, viniendo de vos que eres una maestra de cuentos e historias premiada!!!Es un halago muy grande para alguien como yo, que toma la pluma cada tanto diversificando temas.
Gracias querida amiga,te retorno un beso grande,como una gran ola de tu Mardel!!!!

Mía dijo...

Menos mal que la historia termina con un buen final,ya me temía lo peor..Una gran realidad en tus palabras.

Espero que estés bien y feliz año nuevo aunque sea con retraso :) beso liindo jaja

Migue dijo...

Cómo estás Mia? sucede en la vida y en nuestros escritos,en este caso el final fue feliz,porque alguien se percató de la situación e intervino.Es lo que deberíamos hacer ¿verdad?
Estoy bien aunque las musas algo dispersas,gracias por pasar y... por tu beso lindo jaja

Luján Fraix dijo...

HOLA AMIGO BIENVENIDO!!!
MUY BUENA TRAMA COMO TODO LO QUE ESCRIBES.
UN FUERTE ABRAZO Y GRACIAS POR TUS LINDAS PALABRAS, MUY PROFUNDAS Y SENTIDAS.

COMO UNA MADRE NADIE TE PODRÁ QUERER. ESE SENTIMIENTO ES UNICO.

CARIÑOS

Migue dijo...

Luján, gracias por la bienvenida y tu comentario amiga!!!

Yo tomaba la mano de mi madre cuando partió gravemente enferma.Comprendo el duro momento que pasaste, ante el pedido imposible de cumplir de la tuya, a pesar de reunirle todos los recursos disponibles allí.

Un beso.

Carmen Rosa dijo...

Hola MIGUE
La verdad que me involucré en la trama, felizmente con un final feliz gracias a la intervención decidida de Lucas,Cuanto puede ayudar una actitud valiente. En síntesis, me encantó.
Un abrazo

Migue dijo...

Carmen Rosa,
¿Cómo estás? me alegra te haya gustado la trama.El mundo está complejo,entre los buenos están los malos que "trabajan" de eso.En general estamos dispersos y no vemos algo que puede suceder cerca nuestro.En esta historia Lucas lo hizo,teniendo un final feliz.
Un abrazo.

Nicolás dijo...

para hacer mucho que no escribes sigues dejandome asombrado e interesado en tus relatos

un abrazo desde este lado del charco

P. Vargas dijo...

Excelente relato mi querido amigo. Lo importante es saber que estás de vuelta con el blog. Me gusto algo que mencionaste, a veces es necesario correr el riesgo, es mejor que pasar toda la vida pensando en porque no se dio el paso. Un enorme abrazo. Me alegra volver a leerte :D


pd. Yo también he vuelto al blog, pido disculpas por el abandono, espero verte por allá de nuevo :D

Rosa.E dijo...

Migue, paso a saludarte y desearte un buen fin de semana
Un abrazo

Migue dijo...

Nicolás, tú das escuela con tus relatos.Un abrazo

Migue dijo...

Hola Pedro, me alegra saber de ti.Un abrazo. Voy despacio,pero llegaré a visitarte.

Migue dijo...

Rosa E.Gracias por tu visita, espero hayas pasado también un bello fin de semana. Un abrazo.