domingo, 2 de junio de 2013

El paciente analítico

Hace unos años tuve un problema en las plantas de los pies. La piel se secaba, formaba escamas blancas, secas, que terminaban abriéndose en cortes, que eran dolorosos. Concurrí a una dermatóloga, me indicó una pomada para ponerme durante el día para luego vendarlos, pero que debía quitar a la noche para aplicar vaselina líquida, vendando los pies con un polietileno…finalmente una venda o una media ajustada. Bastante incómodo el tratamiento. 

De esa manera mantenía la piel humectada y natural, pero abandonaba el tratamiento y volvía a surgir. Además en verano no podía caminar en sandalias ni en calzado playero. Estuve dos años así, era muy incomodo convivir con ese trastorno. Un día concurrí a un centro de atención comunitario, me atendió otra dermatóloga, especialista de la piel. Miro mis pies y dijo… ¡Tienes psoriasis plantar! ¿Psoriasis? Dije yo,… ahora sabía con que estaba luchando, saber que era, me tranquilizo, conocía que ésta enfermedad era compleja, de difícil tratamiento. Me dio una pomada, que cicatrizaba los cortes de manera rápida, simplificando el problema, pero no curándome.

Un par de meses más tarde, comencé a caminar tres veces por semana, durante una hora en un circuito habilitado para eso. Eran 6.000 metros por día, que recorría en 55 minutos. Como llegó el invierno, comencé natación en pileta cubierta, dos veces por semana una hora. Casi sin darme cuenta, la psoriasis desapareció no volviendo, ni creo que vuelva. Muchos más problemas de salud de los que creemos, provienen del estrés, o respuestas de los organismos a situaciones que nos disgustan, nos sobrepasan, nos dolieron o nos duelen mental y emocionalmente, repercutiendo en nuestro cuerpo físico.

Así que, a, hacer ejercicio, no al sedentarismo, no es lo mismo tener un trabajo movido como yo tenía, que, hacer gimnasia. Además,comer sano, nutritivo, tomar mucho líquido, mínimo dos litros de agua por día. Y, acostumbrarse o aprender a no hacerse “mala sangre” los disgustos pueden entre muchas cosas, crear un cáncer o producir un infarto. ¿Qué es fácil decir que estilo de vida tener? Lo digo porque lo aplico, sino ya estaría en el fondo de una fosa, o hecho bolsa, destruido. Prevenir es curar, en salud, como en todo.

Te saludo, deja un comentario si gustas...ellos alimentan este rincón.

16 comentarios:

María dijo...

Totalmente de acuerdo, el estres nos mata (a mí la primera).

Besos

Alicia Seminara dijo...

Qué interesante lo que decís, últimamente escuché mucho que caminar es lo mejor que hay!

María dijo...

Pues viene bien conocer lo que te pasó, me alegra mucho que nos lo cuentes.

La verdad es que yo no presto nada pero absolutamente nada de atención a los piés y eso que reconozco que son los más importantes porque son los que nos sujetan para andar.

Yo noto que tengo alguna aspereza en los talones, pero ya te digo, no lo hago ni caso, y además, últimamente, me duele el dedo gordo, yo creo que es la uña que la debo de tener clavada en la carne, sino no me explico cómo me duele, pero ya te digo, no lo presto atención, y debería hacerte caso porque prevenir es curar.

Un beso.

Migue dijo...

Querida María, tú eres consciente de ello, espero que te cuides dentro de lo posible amiga.

Un beso.

Migue dijo...

Hola Alicia, el estrés causa un sin fin de trastornos.La afección en la piel es una de ellas.Caminar es el ejercicio más simple y moviliza todo nuestro organismo.

Un abrazo.

Migue dijo...

Hola Maria, no le prestas atención a los pies porqué son los que están más lejos jajaja.Por lo que dices tienes que ver a la podóloga o pedicura,las durezas serán por zapatos ajustados,ella las elimina.

El dolor del dedo gordo, me pasó hace poco tiempo, no entendía porqué me dolía. Consulté y era una uña encarnada,en pocos minutos me atendió resolviendo el problema.
No convivas con dolor,toma tu tiempo y ve a la consulta e intervención...ya me agradecerás la sugerencia amiga.

Silvi dijo...

Es cierto... yo por el trabajo vivo muchas situaciones de mala sangre ... hay que respirar, aprender a equivocarse sin frustrarse y a hacer deporte que genera endorfinas!

Migue dijo...

Hola Silvi,para la mala sangre se levantan corazas,no dejar que el otro o la situación te saque de control.
El ejercicio es el remedio que más nos fortalece, pilates, natación, etc.
Yoga también lo practiqué y es muy útil,en él hay respiración y relajación, además de las asanas.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

El estrés es un enemigo terrible.
Doy fe.

Hemos de aprender a vivir de forma más natural y saludable.

Saludos.

Migue dijo...

Hola Toro, el estrés puede explotar en nuestro organismo,también tiempo después de los sucesos que nos afectaron.

Es cierto lo que dices, necesitamos bajar unos cambios y vivir de la forma más natural y saludable posible.

Saludos

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Estimado Migue, estoy de acuerdo con los consejos de tu escrito, me ha encantado leerlo,tengo un hijo con ese problema, bueno a él le sale por diversas partes del cuerpo,y cuando está sin el dichoso estrés esta completamente bien, un abrazo.J.R.

Migue dijo...

Hola Jose Ramon, la psoriasis hace años se atribuía a problemas nerviosos. Nunca imaginé que pudiera salir en la planta de los pies. Espero que tu hijo encuentre la forma de controlarla aún bajo estrés.

Un abrazo amigo.

RECOMENZAR dijo...

muy interesante tu texto Estoy totalmente de acuerdo contigo
un abrazo inmenso mientras caminamos en giro

Migue dijo...

Hola Mucha, compartir experiencias es comunicación. Sigamos caminando entonces.

Un abrazo enorme para ti.

MuCha dijo...

Dale animate a hablar mas de vos
Te escribo desde mi otro blog

Migue dijo...

Mucha,
lo tendré en cuenta, hablar de lo que vemos y pensamos, con más frecuencia que relatos generales.
Visitaré tu otro blog

Abrazos