sábado, 27 de julio de 2013

BUSCANDO JUSTICIA SUPERÓ EL MIEDO.

Pedro estaba casado con Patricia,  tenían dos hijas, una  de nueve y otra de quince años. Las noticias de la inseguridad le estaban metiendo cada vez más miedo, temía por su familia. Los delincuentes saltaban muros, cortaban rejas de hierro y entraban en las casas. A golpes exigían a sus ocupantes todo el dinero que tenían, también se llevaban sus electrodomésticos y se daban el lujo de comer en sus casas antes de partir. La resistencia o aún sin resistirse podía terminar en la muerte si se les antojaba.  La ficción era una realidad en ese tiempo. Por décima vez entraron a robar en el comercio de José su vecino y amigo, quién terminó gravemente herido. Entraban como ratas  en medio de la noche, sorprendiendo a abuelos jubilados, golpeándolos salvajemente  y arrebatándole las pocas pertenencias que tenían.Pedro se hallaba  harto de inseguridad e impunidad, pegó puñetazos en la pared descargando su impotencia. Cinco de sus sobrinas que estudiaban y trabajaban habían sufrido robos. A una de ellas, cuando estaba por cruzar la calle, de una moto con dos delincuentes, le tomaron  la cartera que llevaba colgada al hombro. No pudieron quitársela y la arrastraron más de  veinte metros por la acera. La joven estuvo internada  con yeso en el brazo y pierna treinta días sin poder ir a su trabajo. Las autoridades no resolvían nada, gran furia le invadió, el espíritu de sus ancestros que pelearon en las guerras renació en él.  

En el mercado ilegal, consiguió un arma corta con silenciador. Con ella enfundada en su chaqueta salía a recorrer las calles de alrededor. En una de esas recorridas,  ve detenerse una moto con dos hombres frente a una boutique femenina. Uno de ellos, baja y entra, a través de la vidriera desde la acera de enfrente lo ve amenazar a la empleada de la caja. Comienza a cruzar la calle, sus ojos despedían fuego, pone su mano en la culata del arma, cuando llega junto al de la moto, le echa un disparo en la rodilla, éste hombre cae con la moto al suelo aullando de dolor. El otro con el dinero de la caja sale, se cruza con un hombre de anteojos obscuros, se sorprende al ver a su compañero en el suelo, antes que pueda reaccionar, siente el impacto de una bala en su pierna derecha, cae al piso revolcándose de dolor. El hombre de anteojos sigue su camino. Tras él la gente se amontona en el lugar, la sirena de la policía se escucha cercana, como siempre después de los hechos. Pedro sonríe, los cerdos comienzan a pagar, dejando de abusar de los débiles – Piensa para si. -   Con tal de limpiar unas cuantas basuras me conformo -  se decía. En su apartamento Patricia,  su amor, le estaba esperando…apuró sus pasos, ya se veía dándose una ducha juntos. Ella no sabía nada de su actividad paralela…mejor que no lo supiera.
*La imagen es del actor Charles Bronson, que hizo la zaga de películas del Vengador anónimo. 


Esta es una ficción, pero los hechos criminales son una realidad,  las armas no son para todos, en el gran país del norte se venden con facilidad, así surgen francotiradores psicológica mente alterados que matan inocentes. 
Amigo visitante, te saludo, deja tu comentario si gustas. 

28 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola Migue.
Me he permitido repasar lo perdido, la corrupción en la veda arrecia y sigue, asi como historias que son reales como la de Lucia, siempre hay algún Ángel de la guarda a nuestro alrrededor, y llegando a la histroria real, es sabido que ni siquiera puedes defender lo tuyo, ya que el agredido es castido y el agresor libre, parace como si el mundo se hubiera vuelto al reves.
Te deseo un buen fin de semana.
Un abrazo.
Ambar.

40añera dijo...

Es cierto que la inseguridad crece y lo peor es la violencia que viene emparejada a ella, pero lo que no tengo muy claro es la posibilidad de tomarnos la justicia por nuestra mano

Hacía tiempo no pasaba a verte te dejo besos de disculpas

Luján Fraix dijo...

La inseguridad es terrible y da mucho miedo, pero yo me pregunto cuántos sacarán un arma si ven en peligro a sus hijos.

Por supuesto que las armas no son para todos.

Besos

VivianS dijo...

Triste realidad Migue. A veces dan ganas de salir a la calle y hacer justicia por mano propia, pero no está en nuestra naturaleza. Es tanta la impotencia ante la ceguedad de las autoridades (sin mencionar la corrupción, etc.) que ante un relato como este sentimos cierto placer, o cuando leemos las noticias y vemos que el que murió fue el ladrón (y exclamamos “Uno menos”)
Mientras escuchamos, y creo que hasta nos vamos adaptando a hacerlo, que todos los días muere gente inocente y trabajadora. Los ladrones entran por una puerta y salen por la otra, y hasta tienen permiso para salir a tocar música en actos políticos.
Así estamos.
Un beso
Varios días a la semana viajo a otras ciudades a trabajar, no es que me pierda, regreso los viernes.

Migue dijo...

Ámbar,
has retrocedido en mis relatos, gracias amiga. Estoy de acuerdo contigo vivimos en el mundo del revés.No toques a nadie que te cause un daño, porqué puedes ir preso.Inconcebible pero real.
Buen fin de semana para ti.
Un abrazo.

Migue dijo...

Cuarent,
cuando comento con otras personas, no faltan los que dicen tener armas en sus casas.Quieren protegerse, no como el protagonista del relato que salió a "limpiar" delincuentes.La venganza es un camino que termina mal.

Tomo tu beso y te devuelvo dos jajaja. Estás disculpada.

Migue dijo...

Hola Luján,
si tienen el arma preparada en su casa, no me cabe duda la usarán dentro de ellas por sus hijos. Aunque vos sabes, que todo el que mata a un delincuente, aún en su propia casa, tiene una vida muy complicada después.Esperemos que soplen vientos de cambio, y se haga cargo de la seguridad el estado gobernante.

Un beso amiga.

Migue dijo...

Vivian,
que puedo agregar a tu comentario,los actos de vandalismos que están en mi relato son reales.Lo que tú dices también,es todo una triste realidad. No está en nosotros salir armados,pero no alcanzan las rejas.Es como el juego de la pirinola...al que le toca, le toca. Estamos en la peor situación histórica en cuanto a seguridad y protección.
Comentas como si vivieras en Capital o gran Buenos Aires.¿Eres de aquí?
Si viajas, te sales un poco de la locura de la gran ciudad.
Un beso.

VivianS dijo...

Hola Migue
Soy cubana, pero desde el año 1996 vivo en Argentina, en Tandil.
Trabajo con el campo, cereales y agroquímicos, por eso te bromeaba antes con que no quedaba trigo para el pan, y tengo que viajar por la provincia Bs As a ver clientes, es lindo distenderse viendo vacas y molinos viejos; así pasa la vida.
Aunque no nací acá veo, y leo, lo que pasa.
Un beso

Migue dijo...

Hola Vivian, no me cerraba el ver que eras cubana en tu perfil.
Tus comentarios reflejaban un visión de la situación actual del país como vivida desde aquí.Lo del trigo,leí que el gobierno estaría importando,para bajar precios internos del pan. Tandil es una ciudad hermosa, la visité muchos años, incluso busqué trabajo allí para radicarme,pero en ese tiempo como químico no lo había.
Escribí algunas historias que giraban alrededor de ese lugar. Desde ya que es lindo el trabajo que haces, he sido vendedor técnico dos décadas,era enemigo de las sillas. Amigo del movimiento.
Un beso,feliz domingo.

Tramos Romero dijo...

Migue, creí que estabas con un relato basado en hecho real, descubro que en esta ocasión no es así, pero no sería nada dificil, me has conducido totalmente a tu terreno y a la conclusión. BUEN ESCRITOR¡¡

Mientras halla violencia en el ser humano, arma blanca, armas de fuego, armas químicas....habrá asesinatos y el tomarse la justicia y el ojo por ojo...
Triste y cierta realidad,

Besos muchos ♥♥♥

Katy Sánchez dijo...

Ocurre con más frecuencia de lo deseado. Las armas nunca fueron buenas, ni las guerra, ni las matanzas.
Un relato que `pone los pelos de punta aunque la realidad supera la ficción.
un abrazo

Migue dijo...

Hola Tramos,
todos los hechos son reales,el personaje de vengador anónimo es creado.Hay que combatir la causa de la violencia en sus orígenes para minimizar los casos.Si no hubiera armas usan sogas,brutalidad física.El cambio debe venir desde la pirámide del gobierno,pasando por escuelas y familias.Agradezco tu visita.
Un beso.

Migue dijo...

Katy,
la paz es la respuesta a la violencia. Pienso que la igualdad va de la mano con la paz. Estás por tomar vacaciones, me alegro por ti amiga.
Un beso.

Mery Larrinua dijo...

Ojalá se hiciera realidad esta historia en muchos lugares del mundo!!! Un abrazo

Migue dijo...

Mery,
no faltan deseos en ciudadanos comunes de hacerlo realidad.Aquí todos lo días vemos muertes de inocentes en ocasión de robo.
Acciones contra la inseguridad es el reclamo más popular.

Un abrazo.

JACC dijo...

¡Lástima que tuviésemos que recurrir a estos métodos para solucionar la inseguridad!. Buen texto para reflexionar. Saludos

JACC dijo...

¡Lástima que esa sea la solución que contemplen algunas personas ante el problema de la inseguridad ciudadana!. Buen texto para la reflexión. Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Los delincuentes cada vez tienen más derechos...

Es impresionante.

Quizás esa sea la única forma de hacer justicia.

Saludos.

Migue dijo...

Toro,
cuando se defienden los derechos humanos de los delincuentes. No se los busca,se liberan antes de tiempo,algunos tienen cárcel Vip.

La policía tiene que saber donde buscar, pero requieren órdenes que no llegan de arriba.

Migue dijo...

JACC,
es lamentable que los ciudadanos tengan que defenderse por si mismos.
La gente no sabe más que hacer cuando los roban y llegan a matar impunemente.
Los que viven alejados de los grandes centros urbanos tienen menos problemas.Pero no todos nos podemos ir así como así.

Un abrazo.

Rafa Hernández dijo...

La delincuencia crece como la espuma, y hay sitios que sobre todo de noche, no puedes pasar, porque hacerlo es jugarte el pellejo. Pero lo más grave, es que como se ha comentando, parece ser que el delincuente, hoy día y en muchas sociedades tiene más derechos que la gente de bien. Buen relato Migue, y un abrazo. Va a llegar el día que desde luego tengamos que hacer como Charles Bronson.

Migue dijo...

Hola Rafa,
esperemos que no, pero la cuerda se tensa hasta que se rompe.No es posible que los presos seamos nosotros,necesitando cuidar por donde andamos.
Me encantó ver el viaje que has hecho al país vazco, una maravilla de fotos has traído.

Un abrazo.

Rafa Hernández dijo...

Gracias Migue, ya seguimos en contacto.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Cuando la Estado no puede proveer la seguridad interna, cuando la policía es inefectiva, cuando no hay tolerancia 0 al delito, cuando los ladrones entran por una puerta y salen por la otra.... cuando están sentados a sus anchas en puestos de poder.... en grandes ciudades.... Al final, la población recurre a la Justicia por mano propia para salvar a su flia o a si mismos.

El tema específico de EEUU y las armas que permiten comprar tan fácilmente y etc, es para mi, otro tema bien distinto... pero, no me quiero extender más.

Un abarzo

Migue dijo...

Myriam, lo que comentas es una radiografía del problema. Solo agregaría, "cuando el estado no sabe o no quiere proveer de la seguridad interna" lo demás es una triste realidad.

Un abrazo.

Ame dijo...

La violencia genera más violencia, pero qué hacer cuando quien debería no te otorga la seguridad que requieres tú y tu familia?.
La realidad de los hechos es que, quien mata a otra persona es un asesino, llámese venganza, impotencia o hastío por tanta injusticia, lo que sea no cambia el fondo.

Saludos Migue

Migue dijo...

Ame,
bien lo dices la violencia genera más violencia.Debemos dejarlo en manos de la justicia. Pero si te matan impunemente a un familiar muy querido,la primer reacción puede ser el deseo de castigar al asesino, si la justicia no lo hace.
En mi relato, el vengador con buena puntería, los hería para que fueran detenidos.

Un beso.