lunes, 1 de julio de 2013

Ser honesto no requiere premio. ¡Ya es el premio!

Era un día anterior a la Nochebuena,  salí de mi oficina despidiéndome de mis compañeros. La calle estaba repleta de automóviles, un supermercado ubicado enfrente era la causa, conjuntamente con las fiestas que movilizan las compras a último momento. Cuando llegué junto a mi coche, abrí la puerta y antes de entrar me quedé congelado mirando, el asiento de atrás tenía una canasta llena de productos navideños, en el piso había cajas de finos vinos, y una caja de champagne francés. Retrocedí, para ver la patente por si me había equivocado de vehículo y…no, era el mío sin duda. Miré para todos lados, luego mi reloj, y partí para mi casa. Ya en mi garaje descargué las cajas, le comenté a Mariana mi mujer y a los niños del suceso. Decidimos no tocar nada de esas mercaderías, así transcurrieron nuestras fiestas de Nochebuena y Navidad en familia. Dos días después del feriado, me encontraba en la oficina, tocan el timbre, atiende la recepcionista y regresa comentando que un señor busca al dueño del auto azul que se hallaba afuera, era el mío. Lo hice pasar, y me preguntó si por casualidad, no había encontrado mercadería navideña en mi auto. Le pregunte ¿Por qué? Me contestó – que tenía un vehículo igual al mío y le había desaparecido la mercadería comprada. Fui a ver su auto, era del mismo modelo y color. Conclusión, por alguna extraña razón su llave habría abierto  el mío dejando allí sus compras.- No  se preocupe, no se las robaron, las puso en el mío – Comenté. Pase mañana por aquí, que se las traigo, las podrá utilizar para el fin de año. Gracias, gracias –espetó, nos arreglamos de manera más sencilla. Es usted un buen hombre – terminó diciendo. ¡Faltaba más! - solo hago lo correcto, me alegra que me haya encontrado y también sus compras – repliqué, mientras nos estrechábamos las manos. 

Cuando alguien encuentra algo, más si es un portafolio o billetera con dinero y busca al dueño para devolverlo si tiene datos de él, sale en los diarios como noticia. En realidad, una persona honesta no sabe actuar de otra manera.   

¿Tú que opinas?

Gracias por comentar, tus comentarios alimentan este rincón.   

10 comentarios:

Silvi dijo...

Totalmente de acuerdo con tu apreciación sobre la honestidad.
Por otro lado, conozco una historia parecida de autos iguales. A un amigo lo persiguieron a los gritos oor una playa de estacionamiento, y era que se estaba yendo en el auto equivocado.
Saludos!

Migue dijo...

Silvi,
por esos años, también encontrándome en la playa de Miramar, un hombre se hallaba desesperado por haber trabado la puerta del auto quedando su llave adentro. Tenía un Renault como el mío,probé mi llave y tuvo la suerte que abriera el suyo.Son cosas que pasan, pero no son comunes.
Saludos!

Ame dijo...

Es una buena acción que no requiere recompensa Migue, como bien dices, ya el premio es ser honesto, me ha sucedido, pero con dinero, en los centros comerciales lo encuentro tirado, hablo al gerente y se lo entrego, siempre hacen lo mismo, me piden los acompañe y me conducen a unos casilleros que tienen en atención al cliente, lo guardan en uno de ellos, no sé que sucede luego, sólo hago lo que debo.

Saludos Migue

Migue dijo...

Ame,
pasa por allí, tú has cumplido tu parte devolviéndolo, si alguien viene a reclamarlo, ellos se lo entregarán.
El sentimiento es como haz por otros lo que quisieras hagan por ti.Aunque uno ni lo piensa...lo hace.

Saludos Ame.

María dijo...

Yo opino que la honestidad está por encima de todo, es una gran virtud, y si todos fuéramos honestos, el mundo sería de otra manera, Migue.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Que pena que la honestidad sea la excepción.
No sé que mundo hemos creado.

Saludos.

Migue dijo...

María,
Ya lo creo que el mundo sería de otra manera,la cultura de aprovecharse del otro está también muy arraigada.Por eso vivimos en estado de alerta.

Un beso.

Migue dijo...

Toro,
Es duro admitirlo, pero la honestidad que raya con la integridad, no podemos decir que sea generalizada.Estamos en un mundo que debería evolucionar para mejor.

Saludos.

Myriam dijo...

Tienes mucha razón , debería ser lo habitual, la regla y no la excepción.

Migue dijo...

Myriam,
si fuera lo habitual,estaríamos en el mundo que quisiéramos tener.Hay que convivir, con unos y otros. Saludos.