martes, 1 de octubre de 2013

¿Cómo llegaremos al final de nuestro camino?

Llegué a casa luego de haber estado una hora y media en práctica de natación. Desde que viajo mas seguido en transporte colectivo, veo con agrado como la gente  joven cede el asiento a las mujeres y hombres mayores, nadie se hace el que está durmiendo, salvo el que duerme en verdad.  Del natatorio, pasé por distintos lugares haciendo trámites por lo que caminé unas veinte calles  para finalmente llegar a mi apartamento.  Una vez en el me recosté un rato para descansar mi espalda, quedé mirando el techo de madera a la vista que hice hace unos diez años atrás, se ve bien, le da calidez al ambiente. Tras media hora de relax,  terminé de preparar el almuerzo que había dejado iniciado antes de salir hacia natación.
 Luego de almorzar, salí a comprar unas manzanas en un comercio que queda a dos calles, pasé por la casa del padre de Juan Carlos, mi mecánico del Fiat que tuve hasta fines del año pasado. Desde la vereda conversé con mis vecinos que se hallaban en el jardín, Juan Carlos esta arreglando una caja de fusibles, su padre me miraba y asentía con la cabeza a las cosas que les decía. Cuando estaba por seguir mi camino me pregunta ¿Tú de donde eres? De la otra calle – contesté, no me reconoció a pesar de los años que me conoce. Me despedí y seguí mi camino, el padre de Juan Carlos, tiene principio de Alzheimer, unos meses atrás también me crucé con el y su hija, luego de saludarlo, me preguntó si yo trabajaba en la compañía de electricidad  de la que el se jubiló, le contesté que no, que era un vecino del barrio. Tiene 84 años, su  hija se quedó a vivir con el para cuidarlo, arribó con su hijo que es un adolescente y  trajo sus perros a los que veo en el jardín cuando paso por la vereda.  
Un hombre que le gustaba hacer asados a la parrilla, cuando su esposa vivía, y sus hijos lo visitaban, da pena verlo ahora totalmente dependiente del cuidado de otros, en este caso su hija. Vaya uno a saber como llegaremos en las etapas por venir de nuestras vidas. Pensar que conozco gente que tiene más de noventa años (están en la cuarta edad) y se conservan lúcidos mentalmente. Nadie puede saber su destino final...eso pienso.


Te saludo amigo visitante, deja tu comentario si gustas…    

28 comentarios:

Lapislazuli dijo...

Triste enfermedad, donde se olvida todo
Nadie nos puede predecir como llegaremos
un abrazo

Migue dijo...

Lapislazuli,
creo que es la más triste de las enfermedades en vida.
Un abrazo.

karras dijo...

Hola Migue. En verdad que es triste esa situación y sobre todo para los que están a su lado que duda cabe.
Por otra parte noto en tuforma de explicarte una sensación de felicidad por tu vida. Cuentas anécdotas del barrio, y otras que te pasan en tu devenir diario saboreando cada momento escrito. Se te vé feliz amigo y Yo que me alegro muchísimo. Un abrazo.
Otra cosa, a ver si te decides quitar la verificación dichosa porque vay un incordio jajaja.

Migue dijo...

Hola Karras:
¿cómo estás amigo? los seres queridos del enfermo son los que más sufren,lo tienen en su casa mientras puedan y sea manejable.De momento cuento anécdotas del diario vivir y estoy feliz con mi último cambio.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Ojalá la lucidez nos acompañe hasta el final.

Myriam dijo...

Tú si que sabes mantenerte en forma. La gimnasia es muy importante, la física y la mental.

Ojalá lleguemos lúcidos, eso espero.


Un abrazo y una sonrisa, también. Gracias por tus buenos deseos en casa.

Migue dijo...

Toro,
toco madera amigo, pienso lo mismo que tú,que partamos lúcidos cuando llegue la hora...

Un abrazo.

Migue dijo...

Hola Myriam,
mi trabajo fue siempre activo,ahora trabajo menos, pero hago ejercicios para mantenerme.
Ya que me has devuelto la visita,te envío otro abrazo con otra sonrisa.

Camelia dijo...

Hola Migue.
Muy triste lo que cuentas sobre el padre de tu amigo......me encantó leerte......Feliz fin de semana.....Un besito...

Soñadora dijo...

Esa enfermedad trae mucha tristeza, ojalá encuentren la manera de evitarla o por lo menos tratarla a tiempo.

Un abrazo,

Migue dijo...

Soñadora,
espero que si porqué el entorno es el que más sufre.Algunos parten antes de esa manera no la tienen. Es una lotería pienso a veces.

Un abrazo para ti.

Migue dijo...

Camelia,
es verdaderamente triste estar frente a quién dejó de conocerte.
Que tengas un bello fin de semana tú también.
Un beso.

Tramos Romero dijo...

Migue tal creo que eres, siento tu sufrimiento, entiendo que nos hiciste participes y de una manera que no deja lugar a dudas, de esta vida nuestra que aparenta ser normal y de pronto salta la parte cruel de nuestro cuerpo o no tan cruel, simplemente la realidad.
Somos tan tan vulnerables¡¡

Vivamos Migue , cuanto más y con más fuerzas...

Besos muchos ♥♥♥

Migue dijo...

Tramos,
ya lo he vivido con mi padre en sus últimos meses antes de la partida.Por ello lo comprendo,somos conscientes de nuestra vulnerabilidad,pero vivo con alegría serena. Además las flores ya están bellas en mi patio!!

Besos.

Carolina dijo...

Adoro la madera; en cualquier ambiente queda bien y ese techo tuyo es una hermosura.
Con respecto a tu pregunta, yo tampoco lo se pero te confieso que a veces me da mucho miedo imaginarlo..
En fin, todo pasa y eso es lo mejor de todo.
Un beso y un abrazo, que estes muy bien.

San dijo...

Llegar a una edad tan avanzada, como este hombre del que hablas, con total lucidez es un auténtico regalo.
Un abrazo.

Migue dijo...

Carolina,
también me gustan los techos de madera a la vista.A los de loza les falta calidez.
Tienes razón, mejor no imaginarlo y solo dejar transcurrir el tiempo.
Estoy bien Caro,espero tú también.
Un beso amiga.

Migue dijo...

San,
es cierto lo que afirmas, encuentro gente más joven, con grandes deterioros de salud.
Un abrazo.

VivianS dijo...

Yo tengo el presentimiento que no llegaré, no es dramatismo, es una sensación. En caso de no ser así, seré una vieja olvidadiza, tendré 3 gatos (confundiré sus nombres) y robaré las flores de la plaza (como la cámara oculta que pasaron en “Policías en acción”)
Espero no tener, bajo ninguna circunstancia, que llevar a mis padres a un geriátrico, pero a mí sí quiero que me lleven (uno con patio, bancos y árboles) y que me dejen usar el wifi. Para ese entonces comeré muchas galletas Oreos, qué importará el ancho de las caderas!
Eso creo, no lo sé, me inclino por una vieja-cascarrabias.
El tiempo dirá Migue.
Te mando un beso!

Oteaba Auer dijo...

De la manera que ha aumentado de forma tan considerable la esperanza de vida, lleva aparejado algunas enfermedades y/o deficiencias psciomotrices; pero sobretodo intelectuales.
En fina fortunados quienes llegan con lucidez.
Vaya, Migue, este post me ha removido.

AbrazOtes y feliz semana

Luján Fraix dijo...

MI PAPÁ TIENE 90 AÑOS Y ESTÁ PERFECTO, PERO SU HERMANA TUVO LA ENFERMEDAD. ES HORRIBLE PORQUE UNO SIENTE QUE ESA PERSONA YA NO ES LA QUE ERA, QUE ES OTRA, COMO SI YA HUBIERA MUERTO. MUY TRISTE TAMBIÉN PARA QUIENES TIENEN QUE CUIDARLOS.
UN BESO GRANDE.

Meri Ruiz dijo...

Como justamente eso es lo que no sabemos .. "Si llegaremos y cómo llegaremos", lo mejor es vivir plenamente cada día, mantener en forma nuestra salud física y mental y lo demás.. vendrá solo sin que lo llamemos.. ¡A disfrutar la vida! Saludos..

Migue dijo...

Oteaba,
el aumento del tiempo de vida como dices, trae aparejadas las enfermedades que mencionas.
Que bueno sería llegar lúcido, sin dolores, para tan solo un día dormir y no despertar. Al menos para mi lo querría de esa manera.

Un abrazo y feliz semana para ti.

Migue dijo...

Luján,
te felicito por tu padre es una gloria que esté bien amiga.Su hermana se la pescó sin embargo. Esperemos se se descubran causas y formas de contrarrestarla.

Un beso grande para ti.

Migue dijo...

Meri Ruiz,
la que dices es la parte positiva del razonamiento.Vivamos con plenitud cada día,manteniendo nuestra salud física y mental.Vivamos el hoy... nadie sabe que traerá el mañana.
Saludos para ti.

Migue dijo...

VivianS:
¿solo tres gatos? te conformas con pocos.Ya piensas en el geriátrico ideal para ti, hay algunos que son residenciales, como un hotel de turismo Vip.
No te veo como una vieja cascarrabias, te imagino contando historias y todos los demás alrededor tuyo escuchándolas.
Solo el tiempo dirá.
Un beso.

Carmen Rosa dijo...

Hola MIGUE
Que bueno que practiques la natación, sin duda un buen deporte.
Las enfermedades mejor mirarlas de lejos y no pensar mucho en ellas, claro que tenemos que cuidar nuestra calidad de vida y dejar de pensar como algunas personas que dicen "de algo tengo que morir" y siguen con sus malos hábitos.
Un abrazo y feliz semana

Migue dijo...

Hola Carmen Rosa,
natación y caminatas son las que practico,hay que mantener mente sana en cuerpo sano. Bien lo dices y escucho por aquí, aquellos que dicen "de algo hay que morir" continuando con sus excesos para quedar discapacitados o partir de este mundo terrenal.
Abrazos y feliz semana para ti también.