miércoles, 20 de agosto de 2014

¿Un milagro? ¿La mano de Dios?



Relato corto// Ayer por la tarde una jovencita de 16 años iba con su bicicleta a la escuela, como todos los días lo hacía. Llevaba casco reglamentario, al llegar al cruce del ferrocarril, a nivel de calle con barreras bajas, se detuvo, aguardó que pase la formación y tras ello se adelantó. No vio un tren que venía del lado contrario, éste venía a media velocidad, la arrolló, su cuerpo voló quedando entre las dos vías. El tren le pasó por encima… un poco más adelante se detuvo la formación, bomberos, policía, ambulancias, concurrieron en minutos cercando el lugar. Desde la pantalla de mi televisor pude ver como dos bomberos  se metían bajo el tren, luego de que un médico viera su estado e informara que estaba bien, con muchas magulladuras pero sin huesos rotos. Introdujeron una camilla, la subieron a ella, y la retiraron de debajo del tren. De inmediato una ambulancia la llevó al hospital más cercano. Las cámaras me permitieron ver el casco roto a un costado de su cabeza. El final podría haber sido otro de no contar con casco. La niña está bien, recuperándose y en un par de días será dada de alta.   

 Los descuidos, las distracciones, la prisa, provocan cientos de accidentes que podrían haberse evitado, luego vienen, muertes, heridos, discapacidades de por vida, familias destruidas. Cuando se maneja la atención debe estar en el volante y el tráfico, tener el vehículo en condiciones técnicas,  llevar cinturón de seguridad, no haber bebido alcohol, ni comido comidas pesadas, diría que con el móvil apagado. Casos como este, por lo menos yo, es el primero que veo, parecería un milagro o mucha suerte ¿Tú que opinas?


Te dejo mi saludo amigo visitante….     

13 comentarios:

Ame dijo...

Tenía un ángel a su lado.
Hace poco más de un año tuve un fuerte accidente, fue descuido del otro auto, venía a una velocidad que rebasaba por mucho el límite, observé cómo se venía hacía mi puerta y nada pude hacer, sólo esperar el golpe, sucede en unos cuantos segundos, pero lo sientes todo en cámara lenta, en fin, el auto destrozado y yo, sólo con una lesión en el pie.

Es importante lo que mencionas al final, creo que no existen los accidentes, son nuestros descuidos los que nos ponen en una situación de peligro.

Un beso, Migue.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

En nuestro pais en general, se maneja mal, no se respetan las normas de tránsito y predomina el apuro y la imprudencia. vi la nota por televisión. Verdaderamente fue un milagro que no sufriera mayores consecuencias.

Migue dijo...

Neo,
es como dices, tampoco hay fuerzas de seguridad para reeducar a la gente y ponerle límites con multas.
También el control de alcoholemia fue puro ruido y los hacen luego de un accidentes grave con muertos...no hay prevención. ¿Pudiste ver que luego del accidente afortunado, la gente seguía pasando con barreras bajas?....es de locos.
Un beso

Migue dijo...

Ame,
lo que te sucedió a ti también me ocurrió en una oportunidad a mi. Teniendo mi auto detenido esperando el semáforo, un loco viene hacia mi de contramano y desde la avenida a la que yo esperaba entrar. No me dio tiempo a poner marcha atrás.Por suerte fue solo el choque y el disgusto, pero no recibí heridas.

Pienso que todos tenemos un ángel de la guarda que a veces actúa y nos protege.
Agradezco tu visita. Un beso

Genín dijo...

Aparte del casco, que hizo su trabajo, tuvo suerte por toneladas.
Me encantan los finamales felices!
Salud

Migue dijo...

Hola Genín,
Si esto sucede en una película, uno piensa que es ciencia ficción, realmente esto sucedió en la vida real y conmueve por lo insólito.

Un abrazo

Carmen dijo...

Sin lugar a dudas para mi es un milagro. Dicen que en los trayectos cortos es donde más bajamos la guardia y es cuando ocurren más accidentes.
Gracias por tu relato.
Un abrazo.

Migue dijo...

Carmen,
es posible sea como dices, en los lugares más comunes en que prestamos menos atención,ocurren los accidentes.
Esta joven nació de nuevo el día del accidente, realmente ha sido milagroso.
Un abrazo.

Migue dijo...

Carmen, es muy posible que sea como dices, al menos por lo que se ve, ahora suceden en lugares comunes que suena ilógico que ocurran.
Esta niña nació de nuevo el día del accidente, también me suena a milagro.
Un abrazo.

Ilesin dijo...

A veces ocurren esos pequeños milagros que no tienen explicación y que sin embargo hacen que quien lo vive tenga una segunda oportunidad para vivir y cambiar.
Besos

Migue dijo...

llesin,
Seguramente que quién lo experimenta,tiene una segunda oportunidad para cambiar. En este caso fue un gran milagro no fácilmente repetible.
Agradezco tu visita y comentario.
Besos.

AMBAR dijo...

Hola Migue.
Milagros los hay en esta vida, sin explicación ninguna, no era su hora de marchar, por eso la joven tendrá que seguir su camino adelante, y esta experiencia seguro que le enseña a ir sin prisa, y tener más cuidado.
Muchas veces confiamos demasiado en la rutina de siempre, tuvo suerte, y su Ángel de la guarda estaba con ella en ese momento.
Un abrazo.
Ambar

Migue dijo...

Hola AMBAR
Es como dices, caer en situaciones extremas nos enseñan,nos muestran la necesidad de cambios. Particularmente cuando está en juego nuestra vida o la de quienes amamos.
Abrazos para ti.