martes, 26 de agosto de 2014

Vigente a través de los tiempos.

--- En la Desiderata dice ----

…”vive en buenos términos con todas las personas, todo lo que puedas sin rendirte. Di tu verdad tranquila y claramente; escucha a los demás, incluso al aburrido y al ignorante; ellos también tienen su historia. Evita a las personas ruidosas y agresivas, son vejaciones al espíritu. Si te comparas con otros, puedes volverte vanidoso o amargo; porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú. Sé tu mismo. Especialmente no finjas afectos. Tampoco seas cínico respecto del amor; porque frente a toda avidez y desencanto, el amor es perenne como la hierba.
Nutre su fuerza espiritual para que te proteja en la desgracia repentina. Pero no te angusties con fantasías. Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Junto con una sana disciplina sé amable contigo mismo. Mantente en paz con Dios, de cualquier modo que lo concibas y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones, mantén en la ruidosa confusión, paz con tu alma.
Ten cuidado. Esfuérzate en ser feliz”…


(Extractado de Desiderata – Iglesia de Saint Paul Baltimore – 1693)

Amigo visitante le estoy tomando la mano a herramientas nuevas, saldrá lo mejor que pueda con lo que cuento. Te saludo!

14 comentarios:

Ilesin dijo...

Es verdad que cuando estamos en paz con nosotros mismos no hay nada que nos pueda desequilibrar,sin embargo cuando escuchamos las voces de quienes nos rodean a veces perdemos nuestra mirada más serena.
Besos

Migue dijo...

Hola Ilesin, el tema es que aquello que distorsiona nuestra serenidad, lo sea en forma transitoria.Es difícil estar estable en medio de la tormenta, pero lo importante que nuestra esencia se mantenga entera y volvamos al equilibrio.
Un beso

Genín dijo...

Habría tanto que hacer para acercarnos a la perfección, que al no creer que exista, ni caso... jajaja
Salud

Migue dijo...

Genín,
La perfección hay que buscarla más que con lupa con un microscopio jajaja. Pero siendo buena gente nos relacionamos con igual tipo de personas.
Saludos.

María dijo...

Dice grandísimas verdades que comparto en su totalidad.

Besos

Migue dijo...

María,
Está vigente a través de los tiempos.

Besos

Camelia dijo...

Un buen mensaje....gracias Migue por compartir....Un besito...

Migue dijo...

Camelia,
¿Cómo estás amiga? los buenos mensajes son como las buenas enseñanzas, perduran y no se olvidan cuando se han incorporado.

Un beso.

ANTIQVA dijo...

Ojala pudieramos, amigo, vivir siempre en la serenidad... Pero, es tan dificil...

Un abrazo

Migue dijo...

ANTIQVA,
Lo que no debemos dejar de hacer es de tratar de tenerla. Habrá tiempos o veces que si, otros en que se verá alterada. La búsqueda del equilibrio interior y la armonía con los demás es una meta permanente.
Un abrazo

Ferip dijo...

Esta ha sido una oración ...(porque así lo siento), que me acompaña desde chica.
El euilibrio maravilloso del ser feliz.
La lucha constante.
El sabernos pequeños y grandes.
Gracias por refrescarme la memoria Migue.
Abrazo!

Susana Jiménez dijo...

La única tarea que tenemos en la vida es ser felices, yo no diría que debemos esforzarnos, debe ser nuestra obligación, proporcionarnos momentos felices cada día como agradecimiento a la vida misma que nos da una oportunidad.
Que bueno ha sido pasar de nuevo por aquí después de un tiempo sin leerte.
Saludos

Migue dijo...

Ferip
Que grata es tu visita amiga, hace tanto tiempo...Tu rincón de Recursos para Blogs es mágico.Termino de visitarte pero no pude comentar sobre la compañera verde que te acompaña. No me cabe duda de que alegra tus días.
Me alegra que hayas encontrado La Desiderata en mi rincón.
Abrazos!

Migue dijo...

Susana Jiménez
Es cierto que aún en medio de las dificultades, debemos proporcionarnos momentos felices en cada día, para que el hoy no se convierta en un ayer amargo.Agradezco tu visita y comentario.
Abrazos