domingo, 17 de mayo de 2015

Él no llegó a la cita...


Eran las 2 y él no llegaba, todos los viernes a esa hora lo hacía  puntualmente. Para Bernarda era su novio amante, a veces calmo, otras impetuoso, encendiéndola como a una hoguera. Llevaban  3 años en  que se habían conocido, y desde el primer encuentro  consagró su amor a Fernando. Él era casado, le decía que gracias a las citas con ella, podía seguir llevándose con su esposa. Bernarda se miró al espejo, era una bella mujer  de encantadora figura a sus 57 años. Se había consagrado a su cita de amor de los viernes, no concebía a  otro hombre en su vida, de solo pensar en Fernando se le humedecía la parte alta de las piernas. Aguardaba que él llegue para elegir las sábanas y fundas que pondrían en la cama, tenían esa costumbre. Pasaron 15 minutos de la hora, ella caminaba de un lado a otro de la casa como loca, mirando cada tanto  por la ventana hacia la calle. Había dejado de fumar y no iba a recomenzar ahora, en tanto  se tomó un vaso de piña colada. Pasada una media hora se preguntaba ¿Qué estará haciendo? ¿Por qué no llega? Le doy lo que me pide y necesita, si su mujer no se lo da, no es culpa mía, me hace y lo hago feliz – pensaba  para sí.

Pasó una hora ¡¡Ya no viene!! ¡¡Ya no viene!!  Le decían sus pensamientos que quería rechazar, la rabia estaba cegando su mente. Nunca habían compartido sus móviles, él sabía llamarla a su teléfono de línea…pero no sonaba ahora…Cuando en el reloj dieron las 4 prendió su televisor, entre las noticias pasaron el choque a las 13,50 horas, a 15 calles de su casa, de un taxi contra un camión. Cuando arribaron los bomberos y la ambulancia, el chófer del taxi y un pasajero de unos cincuenta años habían fallecido en el acto informaba el reporte. Bernarda pegó un grito desgarrador ¡¡No!! ¡¡No!! Me lo quitaron, me quitaron mi vida.¡¡ Ay!! ¡¡Ay de mí!!…cuánto dolor. Arrojándose sobre la alfombra del piso, lloró desgarrada por horas, quedándose encerrada en su casa por días y días.
Dos mujeres que no se conocían entre sí,  llorarían a Fernando, su esposa y su amante. La vida tiene estas cosas, el destino teje hilos imprevistos.


Te saludo visitante!

25 comentarios:

Tracy dijo...

¡Ay! la vida que puta es.

Migue dijo...

Tracy
Es cierto amiga, es difícil la felicidad eterna...

Un abrazo.

Genín dijo...

Todo es posible en esta vida...
Salud

AtHeNeA dijo...

El destino....
Sabes la reflexión que haces es muy cierta y justamente es algo a lo que llevo días dando vueltas... Hoy hablo sobre ello en mi post.
Esos hilos que lo mueven todo sin que los veamos o reparemos en ellos, esa... ¿ magia?

Un abraz✴

Saudades Ricardo dijo...

El destino a veces juega con las personas y unen en el dolor a dos desconocidas.

Muy buen relato.

Un abrazo.

Migue dijo...

AhHeNeA
El destino, le llamamos a eso que sucede y que ni remotamente estaba en nuestros planes o sueños.
Pasaré a visitarte y ver tu post.

Un abrazo.

Migue dijo...

Saudades

Es como lo dices,y me alegra que te haya gustado el relato.

Un abrazo.

Migue dijo...

Genin

Suceden muchas cosas que no estaban en nuestros pensamientos. Todo puede suceder en cualquier día y a cualquier hora.

Salud y abrazo.

María dijo...

Me ha encantado tu relato, amigo Migue, es duro muy duro a veces el destino pero contra él nada se puede hacer, es la vida, las cosas que debemos aceptar, las que nos llegan.

Un beso y muy feliz comienzo de semana.

Ilesin dijo...

Dos vidas unidas por un sentimiento y persona que se ven marcadas por la tristeza y la perdida del ser amado.
Besos

Migue dijo...

María
Bernarda lo llorará en su casa y en secreto. Lo imprevistos ocurren,debiendo disfrutarse los buenos momentos mientras se tienen.

Feliz semana para ti. Un beso.

Migue dijo...

Ilesin

La esposa lo llorará y tal vez nunca se entere de que tenía un amante.

Besos.

Rafa Hernández dijo...

Como decimos por aquí hay quien nace con estrellas y hay quien se estrella. El destino ya lo tenemos marcado y predispuesto desde el momento que nacemos, y de ahí no nos salva ni Cristo.

Abrazo Migue.

Nicolás dijo...

Duro relato, nunca se sabe lo que te espera a la vuelta de la esquina

Un abrazo Migue

Chaly Vera dijo...

La felicidad no dura
la vida es fugaz como un polvo.

Abrazos

Migue dijo...

Rafa
Es posible que nuestro destino esté marcado desde que nacemos. Yo no lo creo así, en el medio hay un sinfín de cosas que se mueven y pueden cambiar resultados.

Un abrazo amigo.

Migue dijo...

Nico

Los imprevistos golpean nuestras vidas, en los tiempos que vivimos cada día puede ser una sorpresa.

Un abrazo amigo.

Migue dijo...

Chaly
La felicidad está repartida en momentos, hay que disfrutarlos porque como dices no son eternos.

Un abrazo.

Soñadora dijo...

Migue, esos sucesos inesperados que llegan sin previo aviso y nos toman desprevenidos nos recuerdan lo importante que es vivir el ahora, y concretar nuestros sueños en tiempo presente!

Un abrazo!

la MaLquEridA dijo...

Qué mala suerte para los tres.


Un abrazo

Migue dijo...

Soñadora
Razón tienes amiga, no esperar demasiado para lo que puedes disfrutar ahora. La vida puede ni dar tiempo para despedirse.

Un abrazo!

Migue dijo...

Hola MaLquEridA

Llevaban una buena vida todos, pero el diablo metió la cola, todos perdieron.

Un abrazo.

Doris Dolly dijo...

Migue ...
Si a su edad Bernarda no ha tenido novio o esposo el dolor a sido muy grande, además de haber compartido su amor.
Fernando si la visitaba solo los viernes tal vez además de tener esposa tenía otra amante.
Tal vez con el tiempo Bernarda encuentre un amor no compartido.

¡¡ me encantó tu relato !! un beso

Abuela Ciber dijo...

Para mi es una vida perdida. De citas no se vive.
Simplemente se ve la vida pasar.
Saludos

Migue dijo...

Martha

Son elecciones, cada uno hace lo mejor que puede con su vida. A ella le tocó y eligió seguir este camino hasta que abruptamente se cortó.
Saludos.