martes, 10 de noviembre de 2015

TACOS ROTOS. (La oportunidad)

En esa tarde de abril la avenida Luro estaba tan concurrida como siempre, la gente caminaba  mirando vidrieras. Martín circulaba entre ellas.  En dirección hacia el, la vio venir... lucía espléndida en ese trajecito color arena, ¡Qué mujer! -  pensó. En un momento sus miradas coincidieron, ella lo miró unos segundos antes de apartar la vista. Cuando iban a cruzarse, no alcanzó a decirle ¡Guapa! porque ella se ladeó, inclinándose encima suyo, el extendió su brazo sosteniéndola por la espalda. Ay, disculpa - dijo azorada, pudieron ver que el taco de su zapato se había despegado por un hueco en la vereda. El se inclinó para des-trabarlo  quedándose con el taco en la mano. Jajaja, Qué situación – afirmó ella, no se si reír o llorar. Todo tiene arreglo – replicó Martín, no te preocupes…yo me ocupo. Me aguardas un momento en la mesita de ese bar., mientras llevo a arreglar tu zapato aquí a la vuelta. Ella llegó cojeando y de la mano de Martín  hasta la mesa, se sentó y pidió un café. El regresó a los cinco minutos, ya dejé “al paciente”, el zapatero lo atenderá en menos de una hora. ¿Y vas a quedarte aquí conmigo todo ese tiempo? No te preocupes ahora eres mi prioridad uno – respondió él con una sonrisa franca. Salvo que te comprometa, ¿eres casada? No, no, divorciada hace cinco años. ¿Libre entonces? Así es ¿y tú? Yo - Solo  en la actualidad, nunca me casé. 

Me llamó Martín y tú, Yo me llamo Noelia, pero me dicen Noe. Me gusta tu nombre, en realidad me gusta todo lo que veo de ti sin querer ser meloso. Se que hay alguien que soñaba contigo. ¿Si? ¿Quién? el recordado Nino Bravo, te dedicó una canción. Ah, si, de chica me tomaban el pelo con la letra, pero es romántica. ¿Tú eres romántica? En verdad si, pero estoy decepcionada con los  hombres. Siguieron hablando, conociéndose, bromeando y riendo, la hora se convirtió en dos horas, Martín fue a buscar el zapato y se lo calzó como a una princesa. No se como agradecerte – le dijo ella, lo miró a los ojos dándole un beso en la mejilla a continuación. El la tomó de la cintura, diciendo -  Permiso, y le dio un suave beso en los labios, el perfume de ella embriagó sus sentidos. Terminaron intercambiando sus números de móviles, citándose para  el viernes a la noche. Mientras se alejaba Martín dijo en voz alta ¡Gracias taco por romperte! Y continuó tarareando una canción, parecía un loco, pero los enamorados tienen su parte de locura ¿No? Noe por su lado, avisaba por el celular a sus amigas que era muy feliz, que creía haber encontrado al caballero de sus sueños.

En cualquier lugar, en cualquier momento puede surgir la compañía de vida que deseas, solo hay que estar alerta. 
Te saludo visitante.    

22 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Te he dejado comentario, pero resulta complicado entrar.

Migue dijo...

Rafa, ¿cómo estás amigo? a veces el sistema pide identificar fotos que ellos ponen, no se si habrá sido ese tu problema. Entrar a lo bueno cuesta trabajo jajaja.
Un abrazo grande!

Rafa Hernández dijo...

Andamos regular compañero, pero andamos. Te decía en la entrada anterior, que no sabe uno cuando va a encontrar la felicidad, y el amor de su vida; bueno muchos ya lo tenemos.

Abrazo Migue y gracias.

Chaly Vera dijo...

El prolema son los zapateros remendones que no trabajan ya en el centro y encontrar a uno es una odisea.

Abrazos

Migue dijo...

Rafa, es cierto no sabemos cuando va a entrar ese amor, los que lo tenemos tal vez se nos haya cruzado de casualidad, o bien lo buscamos e insistimos hasta que ingresó en nuestras vidas.

Un abrazo y cuídate la espalda.

Migue dijo...

Chaly, es cierto hay menos zapateros remendones que antes, es que se ha pasado a utilizar muchas zapatillas en lugar de zapatos.El protagonista de este relato conocía la zona, y casualmente el taco se rompió muy cerca de donde trabajaba el zapatero.
Le salió bien, el destino une a veces de la forma menos esperada.

Un abrazo.

Ilesin dijo...

Las casualidades no existen, es el destino caprichoso que nos pone delante un instante para disfrutar y recordar siempre.
Besos

Migue dijo...

Ilesim, el destino era que debían encontrarse, y fue en ese instante y en esa situación en la que ocurrió.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Claro que si.
Era el destino!!!

Me ha gustado mucho.

Saludos.

Nicolás dijo...

qué dificil es un encuentro así, pero que hermoso debe ser

Migue dijo...

Toro, encuentros no pensados ni programados, se dieron y comienza una relación

Saludos.

Migue dijo...

Nicolás,
no es fácil, pero siempre habrá algún caballero para auxiliar a una dama.

Saludos amigo.

María Perlada dijo...

Le puso el zapato como a una princesa, ya vez ella encontrara a su príncipe azul.

Me ha encantado tu relato ya romántico, amigo Migue, un placer leerte.

Un beso dulce de seda.

Abuela Ciber dijo...

Precioso Migue
Es asi solo hay que estar alerta o.... dispuesto a ser feliz nuevamente
Cariños y buena semana!!!!

Migue dijo...

Maria Perlada,
eso de ponerle el zapatito suena a cuento de hadas, pero el romanticismo siempre existirá en muchos hombres y mujeres.

Un placer saludarte amiga.

Migue dijo...

Abu

Mucha gente busca pero no está alerta, y lo que busca puede surgir en el momento y lugar menos pensado.

Un cordial saludo para ti.

Myriam dijo...

jajajajaja ¡¡alerta y muy alerta!!

Pues, estaré atenta a ver si algún "príncipe"
pierde su zapatón, a ver si tengo tanta suerte como
la de estos dos ;-)

Ya estoy de regreso de mis viajes, así
que, por aquí me tendrás. Migue y gracias por haber comentado
mis entradas programadas.

Un beso y Felices Fiestas.

Abuela Ciber dijo...

Deseandote Nochebuena y Navidad en felicidad te dejo mi regalo... es sencillo pero va de mi corazon al tuyo
.
Te deseo:
.
Manos que toman la tuya con afecto
Una sonrisa para cuando estés triste
Una palabra en el tono y momento justo.
Trocitos de salud...más que nada en el alma.
Una mariposa para ese día gris.
Gotitas de olvido, para cualquier dolor.
Una cajita hermosa llena de bendiciones.
.
Y..
Nos vemos en Año Nuevo!!!!!
Cariños

AMBAR dijo...

Hola Migue.
Después du un obligado tiempo de ausencia paso a disfrutar de tus letras y relatos.

Un placer volver a leerte, saludarte y desearte unos días de unión familiar.
Paz, Felicidad y Amor para ti, tu familia y todo ser viviente, en estos días y siempre.
El año entrante sea mucho mejor que el que acaba, seguiré ausente hasta estar completamente recuperada.
Un abrazo
Ambar

Migue dijo...

Myriam
Me alegra que te haya hecho reír,no todos los días surge una oportunidad así. siempre es un gusto visitar tu rincón de letras.
Te deseo pases unas muy felices fiestas.

Un beso.

Migue dijo...

Abuela Ciber
Me encantó recibir tantos buenos deseos. Mi deseo para ti, es que pases estas fiestas con paz, salud, y felicidad.

Nos vemos en año nuevo.
Cariños.

Migue dijo...

AMBAR
Agradezco tu visita, tú cuídate, toma tu tiempo.
Te hago llegar mis mejores augurios de paz, salud, y felicidad en estas festividades. Seguro que el año próximo será mejor, sobre todo en salud y armonía.

Un abrazo amiga.