viernes, 1 de abril de 2016

Infidelidad ¿Sí o Nó?

Pablo salió dando un portazo, estaba muy ofuscado, era la primer pelea en dos años del dulce noviazgo que mantenía con Ruth. Descendió velozmente  por las escaleras del departamento hasta el jardín, escuchó la voz de ella llamándolo  pero no se detuvo. Su reloj indicaba las  siete de la mañana en ese domingo de enero, era pleno verano, se dirigió a la playa que estaba a tan solo una calle de distancia. Estaban pasando un fin de semana largo en la costa atlántica, la noche anterior se habían divertido a lo grande junto con otras parejas amigas en un boliche bailable, estuvieron hasta las seis de la mañana. Bailaron a morir bebiendo un poco más de lo habitual. Mientras regresaban ella le hizo una escena de celos injustificados, continuándola una vez llegados al departamento – Recordaba él mientras ingresaba velozmente en la playa, necesitaba  aire marítimo y caminar. Estaba descalzo, enfundado en su bermuda y remera blanca, las huellas de sus pies  quedaban marcadas profundamente en la arena ya que descargaban su enojo.

La playa se veía  desierta  a esa hora, el cielo azul celeste presagiaba un bello día para disfrutar el mar. Miró hacia delante, en sentido contrario se acercaba caminando una mujer, vestida aparentemente con  bikini roja cubierta en parte por un pareo, lo hacía bordeando las aguas que mojaban sus pies. Se hallaban a unos doscientos metros de distancia, se sintió molesto porque rompía su soledad. A los dos  minutos ya iban a cruzarse, él miro hacia su derecha, a unos ciento cincuenta  metros,  acostado  sobre los médanos un perro raza  doberman negro de gran porte los observaba. De pronto éste se para y comienza a correr en dirección a ellos. Pablo no  podía creerlo, en cinco pasos largos alcanzó a la joven que lo miró asustada. Quédate quieta y detrás de mí,  mira, ese perro nos ataca – Le dijo. - ¡Por Dios! – Afirmó ella, nos va a matar. - Si salta sobre mí, corre a la costa sin detenerte me oíste – Espetó él  en alta voz  sin darse vuelta. Se paró con las piernas y los brazos en jarra, esperando, horrorizado pero sin demostrarlo. 

Cuando el animal enfurecido estaba cerca Pablo gritó ¡¡Paraaaaaaaaaaaaa!! Aunque pareció un loco,  éste aminoró la marcha, mostrando sus afilados colmillos, avanzó lentamente  para saltar. Parecía el final, cuando sonó un silbato, el doberman emitió un gemido, se dio vuelta regresando velozmente y perdiéndose detrás de las dunas y los arbustos. ¡¡Se fue, se fue, dijo la joven!! Huyamos de aquí, por si vuelve -  dijo él, tomándola de la mano. Mientras corrían comentó- No se porqué diablos nos atacó ¿No sería un toro, que atrajo  tu bikini roja? alcanzó a decir con sentido de humor. Una vez que salieron de la playa llegando a las primeras casas se recostaron sobre la pared de una. Ella temblaba respirando agitada, él la abrazó, cálmate el peligro ya pasó le dijo al oído ¿Cómo te llamas? Ana Belén, respondió a la vez que se echaba a llorar. -Llora, desahógate, ya pasó repitió Pablo mientras la sostenía en sus brazos con la cabeza apoyada en su pecho. Luego la separó con suavidad, ¿Dónde estas parando? Te acompaño, si quieres. Si, si en la calle dos y treinta y tres, gracias!

Fueron caminando juntos, quedaba cerca, ella preguntó ¿Porqué no huiste tú solo para salvarte? -  ¿Que clase de hombre crees que soy? nunca tendría paz si hiciera algo así. – Replicó él. - No salgas nunca sola en horas y  lugares desiertos,  ¿De dónde eres? De la provincia de Córdoba, llegué anoche sola y ya quise conocer el mar, esta noche llega el resto de mi familia. No se como agradecerte ¿Quieres pasar a tomar  algo?- Preguntó. Pablo miró la belleza de mujer que tenía frente a él - Mira… mejor no, he tenido una pelea con mi novia hoy... volveré a hacer las paces con ella, me voy, cuídate mucho. -  Bueno, es afortunada tu novia, si pierde un hombre como tú sería una tonta. Mi apellido es Fleming, mi padre es un gran empresario, ponte en contacto conmigo por cualquier cosa que necesites, le dijo posando suavemente sus labios sobre los de él. Pablo hizo un esfuerzo dominando sus deseos,luego emprendió el regreso, con una sonrisa. –Espero no arrepentirme pero he hecho mi buena acción del día jajaja, continuó caminando y riendo para reencontrarse con su Ruth...

Te saludo visitante, aquí dejo otra historia.   

18 comentarios:

Ilesin dijo...

Por desgracia los celos son siempre perjudiciales y nos alteran nuestro mundo, pero en este caso sin esa escena no hubiera podido ayudar a quien estaba en peligro.
Besos

Migue dijo...

Los celos de Ruth, hicieron salir a Marcos quien se encontró con una situación inesperada. No obstante su enojo con Ruth, no cedió ante los atractivas de la Cordobesa.

Besos Ilesin.

Genín dijo...

Supongo que es algo muy personal y cada quién puede reaccionar de una manera, incluso uno mismo de varias formas dependiendo del estado de animo...
Salud

Migue dijo...

Es cierto Genin, Marcos amaba a Ruth, y su pelea circunstancial no fue suficiente motivo para serle infiel. A algunos todo le viene bien, otros tienen que tener motivaciones fuertes.

Salud.

Chaly Vera dijo...

Que oportunidad mas grande tuvo el para justificar los celos de ella.

Abrazos

Migue dijo...

Si Chaly, la mano venía servida en bandeja, pero el protagonista se mantuvo fiel. No cualquiera lo hubiera hecho.

Un abrazo.

Nicolás dijo...

Muy buena historia ¡¡¡

Migue dijo...

Gracias Nicolás, no estoy muy inspirado pero algo va saliendo. Tengo que visitarte amigo.

Un abrazo.

Trini Altea dijo...

Un saludo desde Andalucía (España)

Migue dijo...

Trini, otro saludo para ti desde Buenos Aires (Argentina)
Ya he ido a visitarte en tu blog de cocina dejándote mi comentario.

Un fuerte abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

siempre aquello que mas llene tu vida de amor sera quien te guie Migue UN FUERTE ABRAZO jr.

Soñadora dijo...

Le tocó una difícil prueba justo después de la escena de celos, quedó demostrado su amor!
un abrazo!

Migue dijo...

Jose Ramon

Esa guía no debemos de perderla nunca.

Te envío otro fuerte abrazo desde aquí!

Migue dijo...

Soñadora

Es cierto lo que dices, a pesar de su disgusto momentáneo, respetó el amor que sentía por su novia.

Un beso.

AMBAR dijo...

Hola Migue.
Estoy segura de leerte y comentar pero parece que no.
Ahora paso para saludarte y volverte a leer y mi comentario no está.
Eso fue un buen gesto, muy bien por parte de Pablo, razón para sentirse bien consigo mismo.
Un buen fin de semana y un abrazo.
Ambar

Migue dijo...

Hola AMBAR!

No se que habrá ocurrido, nunca borraría un comentario tuyo amiga. Ahora vuelve a visitarme pronto así lo lees. Creo que tienes unos problemas de salud, cuídate mucho.

Un abrazo fuerte para ti.

AMBAR dijo...

Si Migue, así es, fuí operada de cancer de pecho hace 6 meses y el dolor aminora pero no se va, es un proceso largo.
Las publicaciones casi ni las veo, esta mañana se me apagó el ordenador y comenzó a instalar windos 2010, lo apagué rapido, pues lo afrecen y si no lo aceptas cuando les apetece te lo instalan sin aviso previo.
La más reciente publicación tampoco la he visto, también me han desaparecido 30 seguidores en dos meses, hay muchos blogueros que se quejan de lo mismo, con los comentarios ocurre algo parecido, comentas pero luego por la razón que sea no se reflejan, te visito desde un comentario y sigo a la más reciente.
Un abrazo.
Ambar

Migue dijo...

Operaciones simples luego de realizadas, el dolor por la inflamación puede durar meses. Espero que el tuyo siga aminorando hasta desaparecer. Sigue haciéndote controlar por tu médico amiga.
Le he dedicado poco tiempo al blog por mis problemas de espalda, al no visitar los amigos blogueros tampoco te visitan. Pero bueno, a través del Facebook me entretengo y tengo buenos amigos.
Yo tengo el Window 7 no considero necesario actualizarse tanto, porque al final voy a terminar no sabiendo manejarlo o ponerme al día.
No te exijas tanto y espero puedas resolver las dificultades que tienes.

Un fuerte abrazo para ti.