viernes, 14 de mayo de 2010

¡UNA VIDA SIN PROBLEMAS... NO ES VIDA!



El que no tiene ningún problema, "no creo esté vivo sobre esta tierra"

Recuerda al rey que desde su carroza miraba al jardinero deseando estar en su lugar. El jardinero lo miraba a él, pensando lo mismo. Cualquiera de los dos tenía sus propios problemas, aunque distintos.

La sal o el azúcar comunes se disuelven en el agua formando una solución, el agua y el aceite no se mezclan (no hay interacción química) entre las personas diríamos que “no son compatibles”. Nosotros los seres humanos somos... el agua, los problemas (la sal) vienen a nosotros, si aprendimos, tendremos la capacidad de disolverlos o manejarlos para que se vayan diluyendo o transformando.

Si no buscamos aprender, y sacar experiencia de las propias y ajenas, seremos como agua y aceite, la mezcla nos envolverá y no encontraremos la salida...

Casi todo tiene solución, si no la tenemos nosotros la tendrán otros especializados, a quienes consultaremos. Hay situaciones que pueden no tenerla por ejemplo... pretender que el otro sea en todo como lo idealizamos, enfermedades terminales, desastres naturales impredecibles etc. En estos casos, sin perder la fe o la esperanza la solución, aunque nos duela, podría ser "la aceptación que no la tiene", en ese momento presente. Son solo reflexiones mías. Sobre,... ¿Cómo enfrentar los problemas en la vida? Te saludo. ¿Tú que opinas?

2 comentarios:

LUCY dijo...

Gracias por escribir en mi blog, me encanta. Toda la razon, todos tenemos problemas y gracias a ellos aprendemos. Veo mas complejo lo de aceptar que no hay solucion, no se si podria, ya que soy una luchadora nata.Aunque seguramente tengas razon y lo mejor seria aceptarlo. Un saludo.

Nicolás dijo...

Hola

Antes de nada gracias por tus palabras en mi blog, y llevas razón, todos tenemos problemas en mayor o menor medida, lo importante es ver como los afrontamos.

me gusta tu blog andaré por aqui

Un saludo