viernes, 23 de noviembre de 2018

Noche de sábado


 Marcos llamó a Pablo su compañero de andaduras  para ir al baile,  la respuesta fue un hoy no puedo… tuve un día de locos. Marcos no iba a perderse  de salir, ya se había afeitado y duchado. Rápidamente se vistió de elegante sport, sabía que una hora antes del inicio pasaban una sucesión de lentos y medio lentos. Llamó un taxi y en veinte minutos descendía, ingresaba al restobar, abonaba la entrada y pasaba del primer salón al segundo. Le echó una mirada panorámica al lugar, la tercera parte de las mesas estaban ocupadas, en una, cruzando el salón, directo frente a él se hallaba sentada una bella mujer en una mesa para cuatro. Se acercó y preguntó… ¿Me puedo sentar aquí? No hay problema, estoy sola…contestó. Hace calor, te parece  que pida una botella de jugo de pomelo bien fría… volvió a preguntar. Cómo gustes, respondió. Él fue al mostrador y volvió con una botella y dos vasos, la destapó sirviendo a ella y luego su vaso. Sabes venir aquí preguntó, a veces, la última vez vine y nadie me sacó a bailar. (Sonaba una música de bolero hermosa) Ya te invito espetó, salgamos ahora. Ella lo miró un tanto sorprendida, bueno, vamos. Salieron a la pista comenzando a bailar, juntitos, muchos ojos los miraban, eran los únicos. A ellos no les importaban las miradas, estaban en su mundo mágico, él le decía palabras al oído y reían los dos.
Seguía llegando gente y ellos eran los dueños de la pista. Muchas mujeres sin pareja que llegaron con amigas le echaron el ojo a Marcos, que era suelto para bailar y hablar.  Volvieron a su mesa, ella permaneció con la boca cerrada, ni un ¡¡Gracias!! Dijo.

 Una media hora después Marcos ubicó un rostro angelical de piel morena, con un vestido blanco, compartiendo mesa con dos amigas. Ya varios bailaban en el salón, él fijo su mirada en ella y esperó y siguió esperando hasta que la mirada de ella se posó en él. En el instante preciso sus labios preguntaron ¿Bailas? Ella asintió con un movimiento de cabeza y bailaron sueltos, con mucho ritmo, eran los mejores, moviendo pies, piernas, cintura, y ella sus caderas mientras él desde atrás la veía y admiraba. La música continuaba con ritmos que los acercaban, en esos momentos él le hablaba y preguntaba. Cuando llegó un lento, él se arrimó y ella le puso la mano en el pecho, un no más de aquí significaba. La noche transcurrió y siguieron saliendo al baile entre ellos. Al cierre y despedida él salió del lugar con el número de celular de ella, fue como tocar el cielo con las manos. Lo que tenga que ser será, pensaba para sí.

Te saludo visitante.


domingo, 18 de noviembre de 2018

De un me gustas a un te amo hay largo trecho.

Cada vez son más los solos y solas, ya sea por rupturas de pareja, separaciones, divorcios. También  se suman jóvenes mujeres y hombres que se independizan y  van a vivir a su propio departamento, incluyo adultos mayores. De manera de sentirse libres para hacer lo que más les guste con sus vidas. 
Cuanto más contacto social tengan, más posibilidades se abrirán para encontrar una compañia para sus vidas si es lo que buscan. Si solo se buscara alguién para una relación intima, sería fácil, pero para entregar tu corazón tomas tu tiempo. Buscar a alguién que comparta tu esencia tus valores, tu pasión, por muchas cosas.

 El amor de pareja no se busca, solo hay que estar abierto y cuando surge querrás estar con la persona amada y ella contigo. 
Algunas eligen la soledad como compañía, salen con amigas a divertirse o se dedican a su trabajo y solo con eso son felices.Son elecciones personales totalmente respetables.
Pueden gustarte muchas personas, compañeros de trabajo, de cursos, lugares de diversión como bailes si te gusta bailar. pero de allí a enamorarte hay distancia si no se produce el click que te enamora. 
Cuando el el amor se instala, la relación sexual tiene su peso, es uno de los placeres del amor. Y la llama que se prende no debe dejarse apagar por caer en rutinas, falta de comunicación. Amar es maravilloso, y compartirlo con quién esta contigo puede durar una vida. Que seas feliz es lo que deseo. Somos dueños de nuestras decisiones, o de lo que la vida nos da.

Te saludo visitante, hoy ha surgido este tema. 

sábado, 10 de noviembre de 2018

No te vayas con tus muertos.

Los he visto, pierden a su compañer@ de vida y con ello su deseo de vivir, tanto les ocurre a mujeres como a hombres. Ante un gran amor que ya no volverán a ver es normal el luto, sufrir, llorar. También lloré en su momento siendo hombre. Pero la vida continúa, algunos no lo aceptan,el tiempo pasa y van acumulando mala sangre, angustia, soledad, ira. 

Todo repercute en su cuerpo, contraen enfermedades de las más diversas al punto de morir o vivir sufriendo. Su estado de humor es horrible y hasta los familiares con los que convivían se alejan.

Otros por si mismos o escuchando sugerencias de familiares y amigos, se abren a conocer nuevos amigos, emprender cursos. Volver a hacer lo que hacían en años jóvenes, la música y el baile por ejemplo, si les gusta es una fuente de salud. Caminatas, visitas a lugares bonitos, siempre mejor acompañados, se disfruta mas lo bueno compartido.

Cada uno elige, cuando le toca, como quiere seguir viviendo... elige siempre la vida, no la muerte en vida.

Te saludo visitante, Agradezco tu visita,

domingo, 28 de octubre de 2018

ENCUENTRO DE PIELES.


Marcos entró a ese restaurant que también tenía pista de baile, venía amurrado por una infracción de tránsito que le habían hecho por estar mal estacionado. Había llegado junto al agente y le pidió que no la hiciera,  que solo se detuvo por dos minutos, pero no hubo caso, al menos consiguió que no se lo lleve el remolque. Trasladó  su automóvil a un estacionamiento y luego decidió ir al restaurant. Se sentó a una mesa pequeña, pidió una coca con Fernet  y comenzó a mirar el entorno. Dos mesas a su derecha se hallaba una bella mujer sola, solita. Le sacó una radiografía, cabello lacio, cutis bronceado, pechugona, y un par de ojos negros impactantes,  que por unos segundos lo miraron. Eso ya le hizo olvidar de la infracción surgiendo el galán. Luego de dos cruces más de miradas se puso de pié acercándose a su mesa la invitó a bailar, ella lo miró a  los ojos, antes que conteste él le dijo... 

¡Vamos, dale, no perdamos tiempo, seguro que te gusta bailar! Ella soltó su sonrisa, se puso de pié y en la pista bailaron sueltos al ritmo de la música movida. Luego vinieron los lentos, cuerpo a cuerpo, piel a piel, conversaban todo el tiempo, él le susurraba al oído palabras bellas, ella sonreía. Habían intercambiado sus nombres, ella se llamaba Mariana.  Los ojos de ambos brillaban, siguieron una  media hora en la pista. La temperatura de Marcos había subido, ella lo notaba en los cuerpos juntos. Entonces Mariana dice… Vivo a dos cuadras de aquí ¿Quieres pasar a tomar un café? Marcos tocó el cielo con las manos. ¡¡Claro que sí!! Te acompaño donde quieras. Salieron tomados de la mano, como si fueran viejos amigos. Al llegar al edificio, pasaron por el Hall de entrada, tomaron el ascensor hasta el noveno. Marcos no pudo aguantar y se dieron un besazo que duró los nueve pisos. Bajaron, ella abrió con su llave, entraron al departamento. Mariana  alcanzó a decir ¿Preparo el café? Él ya se estaba quitando la camisa, luego le quitó la blusa a ella, en dos minutos más quedaron como llegaron al mundo. En la alfombra mullida del piso estallaron por primera vez, la segunda fue en la cama. Y allí quedaron abrazados... mientras la noche caía y la luna iluminaba sus cuerpos de amantes.

Hay gente que tiene suerte.Marcos la tuvo.

No contaba con tiempo para escribir, hoy pude hacerme un lugar,
 (La alineación salió como quiso, pero la podrán leer igual)

Te saludo visitante,

sábado, 20 de octubre de 2018

AMOR DE PAREJA.

No es lo mismo un... "Te necesito" que un... "Te amo" puedes necesitar muchas cosas diferentes. Pero el amor de pareja implica una gozada con múltiples actitudes que se demuestran entre los que se aman...

domingo, 14 de octubre de 2018

A mi vecina le gusta tocar.

Los vecinos juegan un papel importante en nuestras vidas, no los podemos elegir, están desde antes, o llegaron después que nosotros. Pueden ser buenos o hacernos la vida imposible. Les decimos *buenos* a los que no nos molestan, con ruidos, gritos, música en alto volumen y otros. Son los que nos saludamos cuando nos cruzamos, están cuando los necesitamos, así como nosotros para ellos. Hace poco tiempo se mudó una vecina nueva a un apartamento tipo casa pegado al mío. 

Sola y muy bonita, me alegré por supuesto y cuando estaban descargando sus muebles me acerqué, para darle la bienvenida, extendí mi brazo , ella tomó mi mano con la suya, luego con un seco comentario de ¡Gracias! se dió la media vuelta y continuó con lo que estaba haciendo.

Tres días más tarde, la temperatura era de 30°C, ella sale a su pequeño jardín, llevaba una blusa roja y un short cortito en tela de Jean con flecos. En un momento, estando de pié, se inclina quedando a 90°, su trasero bonito quedó apuntando hacia mi que miraba por la ventana. Me acomodé mejor en un sillón para contemplar el panorama. Por un instante pensé si no lo estaría haciendo a propósito. Justo, al minuto la veo ponerse de pié y mirar hacia mi ventana, automáticamente impulsé con mis piernas el sillón para atrás.

Esa noche, y las siguientes la escuché tocar un piano, tocaba tanto música clásica, como tangos o folklóricas. Mis oídos disfrutaron todo lo que oían, me consideré afortunado por tenerla de vecina, Por ahora atraído por su música. Tal vez en un tiempo hablemos, nos conozcamos más, y nuestros corazones compatibilicen. Tal vez, solo tal vez...

Estoy volviendo a escribir sin ser escritor. Deja tu comentario si gustas...
Te saludo visitante.

viernes, 5 de octubre de 2018

Engañada por las apariencias.

Pilar salió de su casa diez minutos más tarde de lo habitual, con su trajecito gris perla de pollera corta y el cabello aún húmedo. En sus zapatos con plataforma apuró los pasos para llegar a la parada del transporte colectivo. Eran las 6 de la mañana en punto, el lugar estaba desierto, se le había ido el bus de menos diez. Se preocupó por estar sola, estaba oscuro, solo la luz de la calle iluminaba el lugar. Se dirigía a su trabajo de programadora en el centro, cuando salía de allí se corría hasta la facultad de ciencias económicas. Con 22 años cursaba el tercer año, no le importaba ir despacio con la Facu ya que necesita trabajar. Vio acercarse a un hombre de espaldas anchas, estatura mediana, vestido con ropas humildes. Cuando lo tuvo cerca vio su rostro de piel obscura, con una cicatriz en el pómulo derecho. Tendría unos cuarenta y tantos años. Sintió miedo, y se separó dos metros de él, es que ocurrían tantas cosas terribles. El hombre mantuvo la distancia, mirando cada tanto si venía el colectivo. 
Pilar observó que un joven se arrimaba a la parada, iba bien vestido y era buen mozo, su presencia le dio más tranquilidad. De pronto el joven se acerca a ella, la tapa con su cuerpo de la vista del otro hombre, arrimandole una navaja a la cara le pide entregue su cartera, celular, y dinero. Le dice – calladita o te corto la cara. Aterrada le estaba entregando lo que pedía, cuando una mano toma la del joven y la retuerce hasta que la navaja cae al piso junto con él. El hombre moreno le dice, vete de aquí y no vuelva porqué te desfiguro la cara a golpes. ¡Búscate un trabajo atorrante! Su mirada echaba fuego, y su mano tenía una fuerza descomunal. El joven dejó la navaja en el piso y echó a correr. Pilar dejó caer unas lágrimas por la tensión sufrida. ¡Gracias! ¡gracias! espetaba,- pensar que yo le tenía miedo a usted, le dijo al hombre. - Mira Niña, soy albañil, tengo brazos y manos fuertes, pero vivo de mi trabajo. No pude evitar meterme. Ten cuidado, detrás de rostros amigables puede haber monstruos horribles, y detrás de rostros poco agradables, personas nobles. Acuérdate siempre. 

El colectivo venía, los dos subieron y tomaron asientos separados, Mariana no pudo reprimir el impulso se levanta y le da un beso en la mejilla al desconocido que la había ayudado. El hombre sonrió y se acomodó en el asiento, bajando la cabeza para descansar durante el viaje. 

Nota:Este relato ya lo hice hace tiempo y lo vuelvo a compartir, el tiempo no me permite por ahora escribir nuevos. En la brevedad posible espero volver. ¡Saludos.!

Migue

viernes, 7 de septiembre de 2018

¿Hasta cuando viviremos?

Nadie lo sabe ni deberíamos pensar en ello. Una enfermedad, un accidente, un sinnúmero de cosas pueden influir en una partida del mundo terrenal. Ayer fui a un centro cercano en el que se practican juegos de salón, jugué una partida de naipes. Me encontré con que dos de los cuatro que jugábamos tenían 95 años. Si no me lo dicen, nunca les hubiera dado esa edad. 
Bien lúcidos, mucho sentido del humor, quedaron viudos. pero tienen nueva pareja desde hace tiempo. Cuando se retiraron llevaban cada uno un bastón para reforzar su equilibrio.Por otra parte tuve 4 mujeres vecinas que llegaron a los 96,a hoy queda una con 97. La ciencia avanza muchísimo, los promedios de vida han pasado de 45  en el pasado a  los 80 años según los países y sus condiciones de vida. 
No cabe duda que los estudios preventivos ayudan a que un problema de salud no se complique pasando a mayores. La frase prevenir evita curar está siempre vigente. El tipo de alimentación, sana, llevar una vida no sedentaria, practicar algún ejercicio al menos  caminatas diarias. El no hacerse mala sangre por todo, no se cambia nada por asumir las cosas de esa manera, al contrario le hace mucho mal al cuerpo y a nuestra mente. Ser sociable, llevarse bien con todos, integrarse  en actividades o grupos de esparcimiento. Estar ocupado en cosas que te gusten, si tu trabajo actual no te gusta, sobrellevarlo con paciencia y templanza, no siempre es fácil cambiar.
Bueno, hace meses que no escribo, debo tomarle la mano, hoy retorné con este tema, en otro momento serán historias bonitas. 
Te saludo visitante, agradeciendo tu visita y comentario si gustas..


domingo, 27 de mayo de 2018

Un taco roto los unió.

Tacos finos.

En esa tarde de abril la avenida Luro estaba tan concurrida como siempre, la gente caminaba  mirando vidrieras. Martín circulaba entre ellas.  En dirección hacia el, la vio venir... lucía espléndida en ese trajecito color arena, ¡Qué mujer! -  pensó. En un momento sus miradas coincidieron, ella lo miró unos segundos antes de apartar la vista. Cuando iban a cruzarse, no alcanzó a decirle ¡Guapa! porque ella se ladeó, inclinándose encima suyo, el extendió su brazo sosteniéndola por la espalda. Ay, disculpa - dijo azorada, pudieron ver que el taco de su zapato se había despegado por un hueco en la vereda. El se inclinó para des-trabarlo  quedándose con el taco en la mano. Jajaja, Qué situación – afirmó ella, no se si reír o llorar. Todo tiene arreglo – replicó Martín, no te preocupes…yo me ocupo. Me aguardas un momento en la mesita de ese bar., mientras llevo a arreglar tu zapato aquí a la vuelta. Ella llegó cojeando y de la mano de Martín  hasta la mesa, se sentó y pidió un café. El regresó a los cinco minutos, ya dejé “al paciente”, el zapatero lo atenderá en menos de una hora. ¿Y vas a quedarte aquí conmigo todo ese tiempo? No te preocupes ahora eres mi prioridad uno – respondió él con una sonrisa franca. Salvo que te comprometa, ¿eres casada? No, no, divorciada hace cinco años. ¿Libre entonces? Así es ¿Y tú? Yo - Separado en la actualidad, nunca me casé. 

Me llamó Martín y tú, Yo me llamo Noelia, pero me dicen Noe. Me gusta tu nombre, en realidad me gusta todo lo que veo de ti sin querer ser meloso. Se que hay alguien que soñaba contigo. ¿Si? ¿Quién? el recordado Nino Bravo, te dedicó una canción. Ah, si, de chica me tomaban el pelo con la letra, pero es romántica. ¿Tú eres romántica? En verdad si, pero estoy decepcionada con los  hombres. Siguieron hablando, conociéndose, bromeando y riendo, la hora se convirtió en dos horas, Martín fue a buscar el zapato y se lo calzó como a una princesa. No se como agradecerte – le dijo ella, lo miró a los ojos dándole un beso en la mejilla a continuación. El la tomó de la cintura, diciendo -  Permiso, y le dio un suave beso en los labios, el perfume de ella embriagó sus sentidos. Terminaron intercambiando sus números de móviles, citándose para  el viernes a la noche. Mientras se alejaba Martín dijo en voz alta ¡Gracias taco por romperte! Y continuó tarareando una canción, parecía un loco, pero los enamorados tienen su parte de locura ¿No? Noe por su lado, avisaba por el celular a sus amigas que era muy feliz, que creía haber encontrado al caballero de sus sueños.

En cualquier lugar, en cualquier momento puede surgir la compañía de vida que deseas, solo hay que estar alerta. 
Te saludo visitante.    

sábado, 26 de mayo de 2018

GLAUCOMA, una enfermedad silenciosa que puede quedarse con tu visión.

Javier notaba cierta dificultad para la lectura, debía entrecerrar los ojos para leer mejor. Ante la insistencia de Mariana su pareja, fue al oftalmólogo a controlarse la visión. Del control surgió la necesidad de utilizar anteojos de lectura, para los cuales le extendieron una receta. Preguntó a quién le atendía si podría tomarle la presión ocular. Si, si,  como no, - le respondió. Cuando efectuó el control puso en su conocimiento que tenía elevada la presión, que volviera al día siguiente para un control computado. Javier así lo hizo, lo ubicaron en una cabina, tomó asiento frente a una pantalla, como un monitor. En su mano derecha sostenía un pulsador. El cuarto estaba oscuro, el tenia la frente apoyada en un visor. Le indicaron que cada vez que viera un punto luminoso, apretara el pulsador. En un círculo a distintas distancias del centro subiendo y bajando aparecían lo puntos luminosos, él pulsó ante todos los que vio. Luego la Doctora dio por finalizado la práctica, llevándose la planilla con resultados.

Luego de un tiempo de espera lo llamó a su consultorio -  Debo decirle que - sufre usted de GLAUCOMA – Confirmó la médica,  su presión ocular es alta, le daremos un colirio para que se instile una gota en cada ojo por la mañana y por la noche. Tiene parte del nervio óptico socavado, con pérdida de visión hacia los laterales, aún no es grave… la descubrimos a tiempo. En el estudio, usted no vio muchos puntos luminosos laterales, la visión  que perdió,  ya está, no tienen recupero, ahora a conservar la que tiene. Javier volvió a la semana, el control indicó que su presión  ocular se mantenía normal como resultado del tratamiento con las gotas. Se sigue controlando cada seis meses desde el año 2000,  hace dos años ha dejado de manejar su automóvil de noche, debido a que no se siente tan seguro como antes, además que el tráfico está infernal. No todos los casos se resuelven con gotas oculares, lo importante es detectarlo antes que dañe o ciegue los ojos.

-Javier no tenía antecedentes de glaucoma en su familia. No es necesariamente una enfermedad hereditaria. La hay de ángulo abierto, como la de él, y de ángulo cerrado.  Hay gente que ha perdido la visión casi repentinamente. ¡¡Un espanto!!  Este post mío, es a fin de alertarte de que aunque no tengas síntomas, cuando concurras a un oftalmólogo ¡TE CONTROLES LA PRESIÓN OCULAR!

Ah, un detalle...Javier, el personaje de esta historia soy yo!

Te saludo amigo visitante.
  

sábado, 28 de abril de 2018

¿TE CONOCES A TI MISMO?

Sábado 28 de abril de 2018         (Edición anterior 23 de octubre de 2009)


¡Tus emociones debes conocerlas!


¡El intelecto no es suficiente!

Este es un viaje de turismo aventura imperdible. ¡La aventura de conocerte! Un reality show del que serás protagonista ¿Te atreves?
-Reality: realidad en realidad de hecho --- Show: dar a conocer mostrar presentar-Stress inhibiciones timidez soledad desaliento tristeza miedos negativos rupturas de pareja rupturas familiares emociones pensamientos sentimientos negativos. Gastritis contracturas adicciones insomnio síntomas enfermedades corporales generadas o aceleradas por nuestro dolor emocional enojos disgustos problemas con otros contigo misma. Puedes padecer muchas cosas evitable, aprendiendo a cambiar.

-¡Se puede! si quieres y buscas sinceramente saber: qué, cómo, porqué, somos, actuamos sentimos así ¿Pueden tener respuestas a partir de conocernos? --- ¡Sí!
-¿Podemos conocernos a nosotros mismos? ¿Haciendo nuestra autocrítica, siendo honestos en nuestro análisis? ¿Haríamos un inventario de nuestras emociones negativas sin dejar que nuestro “ego” intervenga y nos impida ver aquello que en otros vemos? Solos, -¡Opino que no!para las mayorías, a pesar de nuestra buena voluntad. Los que han crecido mucho en su interior pueden porque saben automáticamente detectar el error.

¿Podemos aprender a no sufrir sin vivir en una pecera? ¿A equivocarnos menos? ¿A irritarnos menos? ¿A ser felices durante mucho tiempo? La respuesta es: ¡Si! Aprendiendo a ser y tener emociones normales. ¿Y que es o son normales?--Hay que aprender, adquirir conocimientos. Esta nota solo te da las bases indica caminos al final siempre decides tu que hacer buscando la ayuda que necesites en las fuentes adecuadas. Voy definiendo términos a medida que los utilizo.-Ego: Valoración excesiva de si mismo: su ego le impide reconocer que puede estar equivocado o que se equivocó nuevamente. Inmodestia “soberbia” altivez, yo.

-Nacemos pero
 ¿Qué forma nuestra personalidad? De nuestro interior surgen virtudes y fragilidades de carácter que pugnan entre ellas. Radican en el alma espíritu “corazón” e influyen en nuestro intelecto racional. Son nuestra sensibilidad nuestros pensamientos sentimientos reacciones frente a situaciones de vida y en nuestra relación con los otros ¿Ves su importancia?Definamos estos términos.-Alma: Lat. Anima Parte espiritual dentro de cada uno que te conoce, sabe que eres. También llamada “ser interior” Que informa al cuerpo humano y constituye con él la esencia del hombre.Persona. Parte principal de algo. Lo que da fuerza a algo. No tener alma: No tener compasión. Caérsele el alma a los pies: abatirse. Agradecer desde el alma: agradecer vivamente con energía.-Espiritual: Relativo al espíritu “alma”. Se aplica a personas que tienen mayor interés por los pensamientos y sentimientos que por lo material. La sabiduría catalogaba a una persona como“Corta de espíritu” o de “Espíritu fuerte” según su estado mental y su “Actitud” para enfrentar la vida.

-El conocimiento será para algunos como 
“la semilla” sembrada en tierra fértil, que brota “a su tiempo”, abrirá gradualmente paso hacia la luz y dará fruto. No se notará de inmediato pero si progresivamente reconociendo y aceptando la verdad de los hechos. Si “el alma” esta preparada para la “verdad espiritual” intuitivamente la reconoce y asimila. Aprender a amar con el buen amor de los unos a los otros, es una verdad espiritual.

-No cabe discutir sobre Jesús de Nazaret para los creyentes, para los que no lo son, tomen “La sabiduría del mensaje”. ¿No nos damos cuenta que una sola frase aplicada, soluciona todos los problemas conflictivos del mundo y no requiere más definiciones? Con quien amas o te aman ¿se harían daño? o, ¿Buscarían razonar para salvar las diferencias?
-Sócrates sabio filósofo griego 470 – 399 a C Decía ¡Conocerse a si mismo es la sabiduría! No podemos cambiar, quitar, lo que nos hace poco felices, "sin saber realmente como y porqué somos como somos".-¿Conocernos nos enseña asegurara algo? Si y no, depende de si estamos preparados, para recibirlo, prestemos nuestra atención al tema, como lo interpretemos asumamos y pongamos en práctica. Puedes necesitar conocerte tanto estando eufórica como desanimada. El equilibrio emocional da la calma para pensar sentir actuar. Iremos recorriendo de donde surgen lo que su generan fragilidades de carácter, que a su vez originan sentimientos tóxicos, que complican vidas de emisores y receptores el tema va siguiendo. Observa que vas encontrando en ti primero, asegúrate, sugiero que las escribas aparte,- como en un diario, para reflexionar.

-Sigmund Freud, médico neurólogo austríaco 1939 – 1856 creador del psicoanálisis, entre lo mucho que investigó e hizo, resumo: inició un corriente de tratamiento innovadora permitía a sus pacientes recostarse en un sillón hablando conciente y libremente para al hacerlo resuelvan sus problemas. Actualmente la psicología mediante el diálogo con el paciente en tratamientos psicológicos cognitivos también mediante otros, ayudan escuchándolo y otorgando respuestas a los que él considera como origen de sus problemas acelerando su pronta recuperación. Aplicada en neurosis psicosis depresiones adicciones etc.-Ronald Laing psiquiatra escocés 1989 – 1927 cito frases de él: “La psicoterapia es una cuestión de comunicar experiencia no la de solo impartir información objetiva”. Es a través de la experiencia, insiste Laing, como nos revelamos unos a otros, y es la experiencia lo que da significado a nuestras vidas. “La experiencia teje los significados y los hechos en una única tela sin costura”

-El tema de mi blog es humildemente compartir experiencias para prevenir antes que curar las heridas emocionales y físicas. Recuerda: "Estar emocional y mentalmente bien es el resultado de pensar sentir y actuar bien" llevando una vida sana con alimentos sanos para cuerpo mente alma corazón y espíritu. Te invito a recorrerlo, salvo que busques algo más fácil. No soy profesional puedo ser como tú o cualquier otro, escribo desde mis vivencias experiencias y de las que considero buenas fuentes, 
procurando ayudar, ampliar conocimientos.

-¡Colócate el casco! ¡El cinturón de seguridad! ¿Será para tanto? Tranquilo. Toma tu tiempo. Esto no es un comic léelo paso a paso. Detente y vuelve a leer, reflexionar. Debe leerse en su totalidad, lo parcial no arroja la luz necesaria. ¿Acaso algo importante y necesario lo aprendiste de manera rápida y sencilla?

-Utilizo muchas definiciones desde el principio para que nos comuniquemos en el mismo idioma, trato de hacerlo 
"claro y sencillo"¿Sí? Vuelve a recorrerlas si te quedan dudas.-Emocionarse. Conmoverse.-Sentir. Forma substantiva de sentir. Sentimiento.-Sentir. Del latín sentire. Experimentar sensaciones. Placer o dolor corporal y espiritual.-Sentimiento. Acción y efecto de sentir o sentirse. Impresión y movimiento que ocasionan en el alma las cosas espirituales.-Ánimo. Ánimos, del gr. Ánemos: soplo. Valor energía voluntad-Animar. Infundir alma. Dar ánimo. Incitar a una acción.

-Fuente de todas las 
“Fragilidades de carácter”: El “egoísmo” que con la “soberbia” sustentan“actitudes” que a su vez generan sentimientos negativos que dan origen a los conflictos propios e interpersonales. Observa causas y efectos. A su vez estos dan origen a nuestras zonas erróneas, conductas actitudes que no nos dejan ser libres para disfrutar la vida y ser felices sin condicionamientos injustificados, que se originan en las fuentes citadas anteriormente.

-Lee y utiliza todos los conocimientos de otros que han sembrado semillas para ayudarte a estar bien. Mi parte aquí es tan solo aportar, sumar para que indagues comprendas lo mucho que se logra conociéndonos y buscando respuestas.-El amor propio: egolatría individualismo crudeza Personalismo indiferencia ingratitud-La ira: Iracundia enojo irritabilidad nerviosismo Indignación intolerancia despecho saña Arrebato desobediencia berrinche rebeldía vulgaridad grosería Ansiedad desasosiego intranquilidad-La envidia: Mezquindad avaricia Codicia avidez deseo-Los celos: Rivalidad desconfianza inseguridad Duda sospecha sordidez Resentimiento malicia intriga chisme-El sensualismo: Placer vicios excesos Lujuria carnalidad lascivia Incontinencia gula Pereza comodidad debilidad inercia negligencia abandono-El interés: Deshonestidad falsedad capricho Despotismo arbitrariedad pretensión exigencia.-La soberbia: Arrogancia pedantería descaro cinismo Altanería testarudez intransigencia.-Ingratitud injusticia.-La vanidad: Inmodestia jactancia Ostentación presunción Engreimiento fanatismo.-El orgullo: es opuesto a la humildad. Arrogancia vanidad exceso de valoración propia, soberbia. El uso de orgullo es admitido como forma de expresión “estoy orgulloso de mis hijos” la soberbia es opuesta a la humildad. Aleja en lugar de acercar.-Aislamiento: Desconexión desunión discordia Desidia mediocridad desorientación turbación.-Desorden: Desorganización discontinuidad desunión. Indeciso irresoluto-Emociones “extremadas” y todas las negativas ante enumeradas, conducen tarde o temprano a conflictos y dolor En estas frases se resumen pilas de información sobre salud mental y emocional. En el equilibrio están las personas con emociones normales.
-La continuación de este viaje de turismo aventura que te propuse sigue en notas cortas tocando cada punto que hace a tu sentirte bien a pesar de todo. La estoy reestructurando para su mejor interpretación citando emoción por emoción para no resultar "pesado", por lo que borré la anterior. La retomaré hilando más fino, ya que solo comienzo a escribir.

Esto lo escribí en el año 2009, cuando nadie me leía, porque no había entrado en el mundo bloggero.No conocía ni me conocían, hubo muchas ediciones que nadie veía. Escrita con mi estado mental y emocional que me influenciaba. Actualmente no podría repetirlas. Hoy se me ocurrió editar esta reliquia, hace meses que no escribo. ¡¡Saludos visitante!!

No hay comentarios:

viernes, 1 de diciembre de 2017

Pasión y fuego


Dormía  en su casona de Adrogué, el calor había sido asfixiante durante el día, un trueno espantoso le hizo dar un brinco en su cama. Lo primero que vio es que ella no estaba a su lado, se encontró transpirado, recordó haberse acostado rendido por lo que se había dormido  de inmediato. Por  el ventanal observó que se había largado a llover, se levantó  desnudo, bajo la llovizna divisó que ella estaba parada sobre el césped con su camisón rojo de fina tela. La prenda se adhería a su cuerpo permitiendo ver sus marcadas y amadas  formas. Levantaba  los brazos hacia el cielo disfrutando del agua fresca, él salió, acercándose por detrás, la tomó de la cintura pegándose a su espalda. Ella se sobresaltó dando un pequeño grito, enseguida lo reconoció por su virilidad. ¡Me asustaste! Dijo. ¿Cómo me reconociste? Replicó él. Por tu perfume – afirmó ella mientras se echaban a reír como locos. ¿Qué te parece si…? –preguntó él. Sabes que estoy siempre lista contigo – afirmó ella. Él le quito con delicadeza el camisón rojo e hicieron el amor bajo la lluvia, estrenando un lugar nuevo para hacerlo. Empapados, luego de revolcarse por el césped, él la levantó en sus brazos, entrando juntos hasta el baño en el que se dieron una ducha tibia. Amor- Preguntó ella, llevamos un año de casados, ¿Seguiremos divirtiéndonos así dentro de unos años?  Por supuesto – afirmó él, no te salvaras de mis travesuras y deseos dijo,  mientras hundía sus labios en la boca de ella…..Vamos a ser viejitos un día lejano y te seguiré amando con lo que tenga y  pueda, volvió a afirmar él… Ella gozó con el comentario, disparando una sonrisa que a él… lo provocó nuevamente….

Bueno, cada tanto estoy un poco travieso en mis relatos, espero te hayan gustado las andanzas privadas de esta pareja  


sábado, 16 de septiembre de 2017

ACOSO...

Carla llevaba 10 horas manejando su Toyota por la ruta, le faltaban unas seis horas más para llegar a Bariloche en la Patagonia. (Solo se había detenido una vez para cargar combustible, tomar un café y fumarse un cigarrillo). Miró su reloj, eran las tres de la madrugada, sentía cansancio en los ojos. Bajó la velocidad para ubicar un lugar en el que pernoctar, minutos después vio el cartel… Alojamiento a 50 metros. Giró el volante, entró por una calle  de tierra, deteniéndose  frente a un edificio de dos pisos, dos faroles con luces amarillentas se hallaban junto a la puerta vidriada de entrada. A la derecha rezaba un cartel de Estacionamiento, entró su vehículo estacionándolo en una de las cocheras. Las demás estaban vacías. Bajó con su maleta pequeña, activó la alarma, y se dirigió al hotel. Traspuso la puerta acercándose a un mostrador, tocó una campanilla. Repitió el llamado dos veces más hasta que apareció por detrás de una cortina un hombre alto, de piel morena. Se paró frente a ella sin decir nada. Carla espetó – Buenas noches. ¿Tiene habitación disponible? Será hasta las diez, luego partiré.

El hombre tomó una llave de un tablero a su espalda. – Habitación 9 por ese pasillo, son mil pesos y abona ahora le dijo. – ¿Puede mostrarme la habitación primero? Pidió ella. –Sígueme, y comenzó a caminar por un pasillo con luz mortecina. Al llegar abrió la puerta prendiendo la luz interior. Carla pudo apreciar una cama de dos plazas cubierta por un acolchado azul, lo corrió un poco para ver las blancas sábanas. Luego vieron el baño, que era amplio, con bañera. – Tiene agua caliente si desea usarla comentó el hombre mirándola fijamente. Si, si, ya veré, gracias, respondió, le pagó,  acompañándolo hacia la puerta y cerrando con llave tras su salida. Respiró aliviada, que hombre de pocas palabras, parece Boris Karloff -  se dijo para sí. Se quitó las botas y las medias tirándose sobre la cama para apreciar la firmeza del colchón.  De inmediato se levantó, le llamó la atención la cantidad de cuadros con rostros obscuros sobre las paredes. Pero no perdió tiempo, caminó descalza hasta el baño, abrió el grifo de la ducha  dejando que el agua  alcance la temperatura ideal.  En el dormitorio se quitó su trajecito verde musgo, su camisa de seda, al quitarse el corpiño tuvo la extraña sensación de que la observaban, era muy perceptiva, luego se quitó su bombachita negra, tembló aunque no hacía frío. Se cubrió con una toalla ingresando al baño. Disfrutó de la ducha caliente, mientras pensaba que estaba paranoica. Minutos más tarde luego se secarse se miró al espejo y sonrió – Que bien que te ves – se dijo, luego se echó a reír por sus ocurrencias. Al volver al dormitorio, mientras se ponía el pijama tuvo la misma sensación de ser espiada. Rápidamente se metió en la cama…a los pocos minutos dormía plácidamente. Al despertar miró el reloj, eran 9 horas, estiró los brazos y se levantó.

 Quince minutos más tardes estaba vestida y con su maleta en mano, abrió la puerta y salió al pasillo, caminó hacia la salida, al final el hombre estaba parado en el medio. ¿Te vas? –preguntó. – Sí, claro. – Estabas  hermosa desnuda espetó  – Te devuelvo tus mil pesos y mil mas si te quedas un par de horas conmigo, dijo. Carla se horrorizó, pero se hizo fuerte, con una sonrisa se acercó hasta el hombre. Ya a su lado,  le pegó una patada en los testículos, mientras él gritaba ¡perra!  se doblaba de dolor. Carla echó a correr, salió del hotel, accedió a su automóvil, le dio encendido y salió marcha atrás, notó que tenía una cubierta en llanta, el H de P  se la habría pinchado. Ya en la calle, salió hacia la ruta, manejó unos 20 kilómetros. Llegó a  una estación de servicio, allí, mientras tomaba un desayuno, le cambiaban la cámara y la cubierta por nuevas. Desde su celular le contó a una amiga por lo que había pasado, entró en llanto no pudiendo seguir. Desde el otro lado le decían – Llora, descárgate,  pero  estás  bien ahora¡¡ tranquilízate!!......


Te saludo visitante, creí que nunca volvería a escribir, pero estando de vacaciones  ha salido esta historia…

viernes, 1 de septiembre de 2017

¿Tenemos el gobierno que nos merecemos?

Nosotros lo ciudadanos comunes, tenemos el poder del voto, el de elegir a nuestros representantes. Ahora,  los elegidos son por mayoría, en esta última elección de fines de 2015 es la primera vez desde 1983 que es electo un gobierno que yo elegí. Así que no me siento culpable por lo malo que hicieron los que no voté. 
Al actual le  está resultando difícil remontar el estado económico financiero que le dejó el anterior que era populista. Dejaba a mucha gente contenta porque no aumentaba las tarifas de luz, gas, agua, transporte, en los doce años de gobierno que estuvo. Al actual le tocó aplicar aumentos que si bien terminaron siendo escalonados no bajaban del 300 al 400 % . Eso le creó un clima de protestas, pero debía hacerse para que surjan los recursos para invertir en esas áreas y no se produzcan más cortes de energía eléctrica. Aumentó los subsidios para que jubilados, pensionados y personas con bajos recursos continúen con los mismos. También puso en marcha un plan de reparación histórica para que dos millones de jubilados salgan del haber mínimo que apenas les alcanzaba para vivir. 
Un país productor de alimentos no es posible que tenga un 30% de pobres, el nuestro tiene que crecer, no es posible que vayamos para atrás. 

Muy buena parte del problema se debió al alto grado de corrupción desde lo más alto del gobierno anterior, descendiendo por todos los organismos del estado, en el que los dirigentes engordaban sus bolsillos de manera inconmensurada. La obra pública fué una gran caja de la que se beneficiaban los proveedores pasando sobreprecios  y el organismo que se las otorgaba a través de retornos. El gobierno actual, no pensó al asumir que la papa caliente que le dejaban era también como una bomba a punto de estallar. Hoy hay transparencia en las licitaciones, se hacen en tiempo y forma, el asfalto y las cloacas llegan a barrios que en su vida los habían tenido. El trabajo que tienen por delante va a llevar más de los cuatro años de gobierno que tienen. Si llegan a fin del 2019 sería la primera vez que un gobierno no del mimo palo que el anterior finaliza su período gubernamental. Podría ser reelecto por un nuevo período pero eso el tiempo lo dirá.
Por aquí se ha abierto la llamada "Grieta" los que están a favor de los anteriores (Que cada vez son menos) y los que están a favor del actual aunque les duela el precio que tienen que pagar. Aunque le sea difícil manejar el barco deben seguir haciéndolo para llevarlo a buen puerto. 
Luego de tanto tiempo sin escribir aparezco con este tema, una lectura me motorizó para hacerlo, después de todo la libertad de expresión es lo que vale. Sin que se ofendan los que no están de acuerdo. 

Te saludo amigo visitante. 

viernes, 17 de marzo de 2017

La culpa...


Pablo se hallaba junto a la ventana, el sol brillaba. - Hoy voy a tener un buen día pensaba. Sonó su celular, prestamente lo atendió. Una voz desconocida de mujer le dice ¡el automóvil de Mariana entró en el hotel Bristol! tras decirlo corta. Se quedó helado, no identificó el origen del llamado, seguramente provenía de un teléfono público. 
Conocía el Bristol de pasar por el lugar, estaba en las afueras, era un sitio de encuentros de parejas. Mariana era su novia pero no convivían. ¿Quién diablos? – se preguntó. ¡No es posible! No lo creyó ni quería creerlo. Llamó por su celular a Mariana, ella no contestaba. Quería olvidarse del tema siguiendo con sus actividades.

Pero los pensamientos lo martirizaban, finalmente llamó a su hermana Lorena. Le pidió que lo acompañe a una gestión, ella extrañada accedió. Juntos, veinte minutos después llegaron en su automóvil hasta la entrada del hotel, pagó para entrar, entre los vehículos estacionados halló el de Mariana. 
Conmocionado, furioso se retiró del lugar. Eludió las preguntas de Lorena con evasivas. Volvió a llamar a Mariana por su celular, ella contestó – Hola mi amor ¿Cómo estás? – Yo bien ¿Y tú? - Con mucho trabajo, hoy viajé mal, mi hermano Marcos me pidió el automóvil y me dejó de a pié jajaja. Esa respuesta y esa risa retornaron el alma al cuerpo de él. - Te quiero mi amor – afirmó, ya te contaré el día que pasé – respondió con un sentimiento de culpa…

Es malo prejuzgar, hay que hallar la verdad. Te saludo visitante.

lunes, 30 de enero de 2017

El destino los unió.


Lucía llevaba seis meses viviendo en esa casa del Barrio de Palermo, su padre era un empresario de muy  buena posición económica. No había hecho amistades nuevas, en realidad era por su culpa ya que no saludaba ni a los vecinos más cercanos. Algunos la consideraban una engreída y daba motivos para ello. Ella estudiaba Ciencias Económicas y desde que se mudaron allí había quedado distanciada de las amigas con las que solía salir. Ese sábado de enero a  la una de la madrugada se encontraba sola en la casa, estaba en el dormitorio de la planta alta, tendida en la cama en su bombacha y corpiño negro, que resaltaba el blanco de su piel. Escuchaba música a la luz de un pequeño velador de mesa, de pronto le parece escuchar un ruido, baja el volumen para prestar atención y no escucha nada. Sigue con la música, hasta que cree escuchar un ruido nuevamente. Esta vez baja el volumen, se levanta, abre despacio la puerta de su dormitorio, asoma la cabeza y  ve el movimiento de linternas en la planta baja de la casa. Horrorizada, su corazón comienza a latir aceleradamente. ¡Qué hago! ¡Qué hago! Pensaba para sí, cierra con llave y retrocede hasta el ventanal de la habitación, sale al balcón, quería huir desesperadamente, mira el balcón vecino, estaba a un metro del suyo. Se para sobre la baranda y salta, queda agarrada de la baranda del otro hasta completar la subida. Iba descalza y con un raspón en la rodilla, su estado físico era muy bueno por la práctica de hockey sobre patines que hacía.

 Frente al ventanal, corre la hoja de aluminio e ingresa. Una luz difusa, le permitió ver a alguien acostado en la cama. Entre el miedo y la desesperación sacude los hombros del durmiente. El que estaba acostado salta como un resorte, incorporándose. Eh! Eh! ¡¡Que sucede!! Prende  la luz y ve a la joven semidesnuda frente a él. ¿Qué es esto? Pregunta. ¿Una broma?  O un regalo,  afirma ya con una sonrisa. Lucia no sabía si cubrirse o hablar, pero pronto le dijo. Soy tu vecina de al lado, entraron ladrones a mi casa, escapé hacia la tuya. El se levantó, era un joven de cuerpo atlético y bronceado. Le tendió la mano, soy Marcos, dime ¿Están ellos allí ahora? Si, si, de allí vengo huyendo. Pues bien, llamo ya al 911 y en minutos llegaran. Luego de llamar, explicar la situación  y dar la dirección. Toma de la mano a Lucia y juntos van a la cocina del departamento. Allí le dice que  se quede tranquila, que van a tomar un buen café y pronto esto pasará a ser un mal recuerdo. En tres minutos estaba sirviendo los cafés, al ver su rodilla le dijo - Si me permites te pasaré un algodón con desinfectante para mejorar pronto tu herida. Ella accedió, el suavemente limpió la herida, y terminó poniéndole una gasa con cinta adhesiva.


Marcos dijo luego, esta situación es increíble, estamos aquí  los dos en paños menores, te veía cuando salías pero tú ni mirabas –Si, disculpa, me mudé enojada con mi padre, eso mantenía mi mal humor. Ahora no tengo más que agradecimiento hacia ti. Marcos la miró, pensó lo bonita que era, sonrió, y terminó buscando en su placar un pijamas para que se ponga Lucia, luego de ponérselo parecía embolsada, el recogió la botamanga de los pantalones, ella el largo de las mangas. Desde la ventana vieron el movimiento policial, y como los delincuentes salían y se entregaban ante el cerco de seguridad creado. A partir de allí bajaron y se presentaron a las autoridades, que les tomarían declaraciones en la seccional. Lo único que pidieron es que les dejaran vestirse para ir a declarar. Antes de separarse Lucía le dio un beso en la mejilla a  Marcos, quién le dijo, pronto nos veremos fuera de este embrollo… Será un placer afirmó ella… y aquí comienza una nueva historia entre dos almas que se conocieron en circunstancias poco comunes.  

Te saludo amigo visitante, escribo poco pero aún estoy en el ruedo... 

sábado, 22 de octubre de 2016

Una segunda oportunidad...


Marcos estaba en la parada del bus, dos mujeres aguardaban, llego una tercera muy atractiva, con cabello rubio que se veía natural y lacio, pantalones y blusa negra con escote moderado pero interesante. Llevaba anteojos de sol que no le dejaban ver sus ojos, él los imaginaba hermosos. Al llegar el bus, subieron dos mujeres, la joven rubia preguntó al chófer ¿Me deja en Beguerestain? El chofer no respondió, volvió a repetir la pregunta no obteniendo respuesta. Si, te deja en Beguerestain y Mitre le dijo Marcos. Gracias, replicó ella y subió. Se dirigió al fondo quedando de pié. Marcos se quedó un instante adelante para luego correrse al fondo, parándose a su lado. Ella giró el rostro preguntándole ¿A qué altura de Mitre está Beguerestain? Al 1800 respondió él, a la altura de La Telefónica. Si, si, allí voy por un trámite, mi teléfono esta sin tono hace días y me cobran Internet siendo que le di de baja. Estoy cansada de reclamar telefónicamente –afirmó. ¿Traes el reclamo por escrito? Inquirió él. No, respondió ella. Debes hacerlo, sino será lo mismo que la nada, le dijo Marcos. Si quieres me bajo contigo y un momento hacemos la nota escrita. ¿Harías eso por mí? Preguntó con aire de sorpresa. Si, lo haré, tengo tiempo, bajemos en la próxima que ya llegamos.


Se bajaron juntos, en una librería cercana en la que él compró unas hojas… Ahora que te parece si vamos a ese café y me pasas los datos, yo redacto el reclamo mientras tomamos algo - propuso Marcos, La joven acepto con un movimiento de cabeza. Luego de sentarse a una de las mesas, ella se quitó los anteojos y mostró sus ojos celestes. Disculpa, tienes unos ojos preciosos ¿Serás descendiente de alemanes? Has acertado - afirmó ella, mis abuelos eran alemanes, tuve la suerte de heredar su color de ojos. Mientras Marcos llenaba la nota de reclamo, intercambiaban datos de sus vidas. Ella tenía 37 años y él 49, ambos no estaban en pareja en ese momento. Pasó media hora, él termino la nota citando que si en 72 horas no le resolvían el problema, reclamaría ante Defensa del consumidor y el Ente Regulador de Energía. Acompañó a la joven hasta el mostrador para entregarla, la empleada que la recibió se mostró un tanto reticente en recibirla, pero finalmente se quedó con el original y le puso el sello de recibida a la copia que quedó en manos de la rubia. 
Salieron juntos, contentos de haber hecho una buena gestión. En la vereda ella le dijo, no sé como agradecerte…Él contestó, tu sonrisa es mi premio. Ella lo miró, eres un dulce, y alzándose un poco de pies le dio un beso en la mejilla. Marcos sintió que se mareaba ¿Qué tal si nos volvemos a ver el viernes a las 20 hs en Burbujas? Preguntó la joven. Me parece una idea magnífica – afirmó él. A la vez que le devolvía su beso en la mejilla, ahora un tanto más atrevido. Burbujas era un restaurante con cena show y bailable.

 Se separaron, el se dirigió a la parada del bus, estaba llevando una vida gris desde su separación, tres años atrás. Esta joven había puesto color y luz en su vida, esperaría con ansias la próxima cita. Tal vez esta era una segunda oportunidad que se le había dado sin buscarla.
Cuando llegó el viernes se enteró entre otras cosas que todos los problemas con telefónica habían sido resueltos. Por otra parte ella vino a la cita con un vestido infartan te que hacía lucir el encanto de su figura. Cada uno de ellos venía con sueños…¡¡seguramente se cumplirían!!


Esta historia la edité hace unos días en mi Facebook, ahora lo hago aquí, ya que pocos amigos de blogs lo vieron allí. 

Te saludo visitante...deja tu comentario si gustas. 

sábado, 15 de octubre de 2016

Rápido de reflejos.

Siempre he sido de rápidos reflejos, aunque hoy no voy a decir que sea igual. De las anécdotas que tengo en mi historia les voy a contar la siguiente. Hace muchos años atrás llegamos con mi mujer y mis dos hijos a la casa de unos amigos, Gloria y Miguel, que viven en la Ciudad de Rosario, a poco más de 300 kilómetros de Buenos Aires. Era una tardecita de sol otoñal. Luego de abrazos y besos nos comentaron que su hija mayor Jakeline iba a dar una prueba de natación en la escuela. Dijeron que iban a ir para allá – Bueno, afirmé, bajamos las valijas y los llevamos. Así fue, con la guía de Miguel llegamos al parque de la escuela. Descendimos del automóvil, y nos acercamos a la pileta que tenía unos 15 metros de largo rodeada por un cerco de rejas de 1,50 metros de altura.

 Muchos familiares estaban arrimados a la reja. A los 15 minutos, cuatro niñas estaban preparadas para lanzarse al agua, entre ellas la hija de nuestros amigos. Cuando la maestra dio la orden, se arrojaron a la pileta, tres de ellas se sumergieron apareciendo en la superficie  y nadando pero Jakeline no subía, sino que por el contrario descendía.

Me apoyé en la baranda y de un salto quedé en el borde de la pileta, en ese instante tomé conciencia que no me podía tirar al agua porque no sabia nadar. Se arrojó al agua la profesora ayudando a su alumna que se había llevado un  gran susto. Cuento esto, porque mi amigo Miguel sabe nadar, y muchos de los presentes posiblemente también, pero ninguno se movió, el que reaccionó en segundos ante el peligro fui yo, sin darme tiempo a pensar que no nadaba. Mas tarde volvíamos todos juntos riendo por lo que había ocurrido. Años después  fui a aprender a nadar, hacerlo me produjo un placer increíble. Las cosas que aprendemos de adultos las valoramos más, porque en realidad son más difíciles, como manejar un auto o una bicicleta.

Amigo visitante, hago acto de presencia con este texto, agradezco tu visita y te dejo un saludo.       

jueves, 14 de julio de 2016

ENCUENTRO CASUAL

Estacione mi vehículo y me corrí al sanatorio de mi obra social, exhibí el carnet de afiliado, luego tomé el ascensor y llegue a la guardia.  Había 10 personas esperando, me senté en un asiento libre. Dos doctoras iban llamando por sus nombres, los pacientes entraban y salían con rapidez. A los 20 minutos me llamó a mí, rápidamente le comenté que hacía tres días que sentía un dolor intermitente en el pecho a la altura del corazón. Que pensaba que no era muscular, ya que ya lo había tenido tiempo atrás y era distinto.

Para mi tranquilidad, extendió 3 órdenes, una para un E.C.G. otra para un análisis de sangre y una última para una radiografía de tórax. Con los resultados me vuelve a ver  -  afirmó. Volví a planta baja, entregué las órdenes, conservé la de radiografía, por las demás me dijeron que me iban a llamar. Había bastante gente sentada, pensé que iba a demorar, pero en diez minutos un enfermero me llamó por mi nombre, lo seguí, hasta una sala en que una médica primero me hizo un electrocardiograma y luego me tomó muestra de sangre. El resultado del primer estudio me lo dio para llevar a la doctora, el otro dijo que en dos horas estaría en recepción de P.B. Salí de allí, camine por una pasillo hasta llegar al lugar en que me sacarían la placa radiográfica.

La técnica en rayos después de pedirme que me quede en camiseta de algodón me sacó tres placas, cada vez que estaba por vestirme me decía que había salido movida, y sacaba otra, y así llegamos a la última que salió bien. La joven era muy simpática, y salí de allí para ver a la doctora en el piso superior, allí cuando salió otro paciente me asomé y me invitó a entrar, miró el E.C.G. diciendo que estaba muy bien. Me pidió que volviera en dos horas para ver los otros resultados. Como era la hora 12 y 30 del mediodía, crucé enfrente entrando en uno de esos restaurantes  rápidos.  Se me ocurrió comer un par de empanadas de pollo con una copa de cerveza. Después de las 13 horas el lugar se llenó de jovencitos que salían de sus escuelas, mientras almorzaban hablaban y reían como es propio de su edad.

Pasada una hora el local estaba casi desierto, un viejo sentado miraba a través de la vidriera el intenso movimiento de vehículos y personas en el exterior. De pronto, una hermosa y elegante  mujer de edad mediana, ingresa, pide algo en el mostrador y se sienta en una mesa cercana a la mía. Se quita el saco rojo que portaba y lo deja sobre el respaldo de una silla. Luego se pone a hurgar en su cartera, busca y busca, hasta que saca lo que parece un pequeño perfumero. Al hacerlo sin tomar cuenta de ello arrastra un billete de 500 pesos que cae debajo de su silla. Me levanté, me acerqué, y agachándome tomé el billete (aproveché para ver sus piernas bonitas) le entregué el dinero con una sonrisa  diciendo – No te has dado cuenta de que se te ha caído, - Oh! Soy una despistada, te estoy muy agradecida. –Bueno si me dejas compartir la mesa contigo me sentiría muy bien pago.  – Pues claro, con gusto, me hubiera dolido perder ese dinero. En tanto el mozo le traía unos sándwich de miga tostados con una bebida cola se presentaron. –Me llamo Migue ¿Y tú? – Yo Ana, replico ella. Y, ¿A qué te dedicas Ana? Soy Profesora de Ballet de niños, y, ¿Cuál es tu actividad?  Soy ladrón-respondí. Ella me miró perpleja. No, no, es broma, soy asesor de varias empresas, me llaman cuando tienen conflictos. ¡Ale! Qué interesante, has de tener experiencia y mucha labia. Debe ser, al menos me siguen llamando jajaja.  Seguimos conversando animadamente, ella se quedo la hora que yo estuve. 

Me da gusto cuando encuentro una persona educada y simpática para platicar y si es bonita mejor. Cuando nos despedimos ella me dio un beso en la mejilla, su perfume embriagó mis sentidos, y sus labios rojos también. Me fui con su número de teléfono, así que volví muy feliz al sanatorio. Esta historia continuará aunque no la escriba aquí.


Te saludo visitante, creí que no iba a escribir más, pero parece que se vuelve cada tanto.