martes, 28 de mayo de 2013

Servicios con amor.

Me encontraba sentado en un banco de una plaza cercana, esperaba a un amigo. A cincuenta metros, se hallaba una parada de transportes colectivos, era mediodía y el movimiento era incesante. Veo pasar frente a mí, a una mujer vestida con equipo de gimnasia, empuja un sillón de ruedas llevando a un niño de unos diez años. El niño me sonríe al pasar, le respondo con un gesto afectivo. Se dirigen a la parada, cuando ve aproximar al que espera, le hace una seña para que se detenga. El chófer detiene el ómnibus, abre la puerta trasera, baja una rampa, toma el sillón de ruedas por adelante, ayudando a subirlo. Una vez arriba la mujer y el niño, cierra las puertas y continúa su recorrido. Observar todo el movimiento me hizo feliz, la solidaridad, las buenas acciones, siempre nos alientan para pensar que un mundo mejor es posible.  

Hay muchos y muchas buenas samaritanas, que ayudan a los más frágiles… 

12 comentarios:

María dijo...

Migue, he ido imaginando desde tus letras, cada escena, y me ha resultado muy grato ver a ese niño y recorrer contigo cada observación desde tu punto de vista. Y sí, tienes razón, la solidaridad y buenas costumbres siempre han existido.

Un beso.

Carolina dijo...

Buen dia Migue,
estas pequeñas buenas acciones y gestos de cortesia cómo mejoran nuestra calidad de vida brindandonos bienestar emocional! bien por promover estos gestos agradables, un abrazo grande, estimado amigo.

Migue dijo...

Hola Maria, ¿cómo estás amiga? hay gente que solo ve lo negativo. Me gusta resaltar lo positivo, aún en los pequeños gestos.

Un beso.

Migue dijo...

Buen día Carolina,
esas pequeñas cosas de todos los días, que importante son. Ceder el asiento a una mujer embarazada o una persona mayor. En una palabra dar una mano al otro no borrándose.

Abrazos para ti amiga.

genessis dijo...

Las pequenas cosas de la vida, hechas con amor y a tiempo, son las que nos hacen grandes...

Abrazos càlidos.

Migue dijo...

Hola genessis,valorar esas pequeñas pero grandes cosas es importante.Se transmiten de generación en generación.Y nos hace civilizados y humanos...

Abrazos amiga.

Myriam dijo...

Que linda anécdota, Migue, que tendría que ser moneda corriente. Es cierto, hay gente solidaria pero que no hace publicidad ni sale en las noticias....

Vengo a saludarte a mi regreso del viaje. Pufff.... ya estoy de vuelta en casa y en la rutina...

Un abrazo

Migue dijo...

Myrian,que bueno que hiciste un viaje,vendrás renovada.Vemos mucha gente gentil y solidaria,aunque los medios difunden más los dramas.

Volver a casa también es bueno, retomando aquello que hacemos en nuestro diario vivir.

Un abrazo enorme para ti.

RECOMENZAR dijo...

escribes lo que vives
maravilloso

Migue dijo...

Gracias Mucha, es un gusto visitar tu rincón.

Un beso.

Sindel dijo...

Por suerte todavía hay gente que hace de este mundo un lugar mejor.
Muy bueno tu texto, un beso

Migue dijo...

Hola Sindel,
Es bueno resaltar lo bueno que gira a nuestro alrededor en hechos cotidianos.

Gracias por tu visita. Un abrazo.