martes, 17 de febrero de 2015

¿PORQUÉ SE GRITA LA GENTE?

 
Cuenta una historia tibetana, que un día un viejo sabio preguntó a sus seguidores lo siguiente: - ¿Por que la gente se grita cuando están enojados?
Los hombres pensaron unos momentos:
-Porque perdemos la calma – dijo uno – por eso gritamos.-
-Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? – preguntó el
sabio – No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona
cuando estás enojado?
Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas
satisfacía al sabio.
Finalmente él explicó:
-Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para
cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más
enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a
través de esa gran distancia.
Luego el sabio preguntó:
- ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?
Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente ¿por qué? Sus corazones
están muy cerca.
La distancia entre ellos es muy pequeña.
El sabio continuó – Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan,
Sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no
necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan
cerca están dos personas cuando se aman.
Luego dijo:-
-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras
que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que
no encontrarán más el camino de regreso.
El texto no es de mi autoría, desconozco al autor, pero me pareció excelente para presentárselos.

20 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Una gran reflexión en este texto.


Beso Miguel

Migue dijo...

Hola MalquE

Los gritos solo traen rupturas, desacuerdos.

Un beso amiga.

Genín dijo...

¡Genial!
Buena materia prima para la reflexión :)
Besos y salud

Genín dijo...

Retiro los besos, iban para otro blog...jajaja
Salud

Myriam dijo...

Tan cierto como que me llamo Myriam y hoy vengo a saludarte, como sabes, estoy ausente de mi blog por proyectos personales que de momento me absorben.

Un abrazo

Migue dijo...

Myriam
Agradezco tu visita aunque sea corta. Ya vendrás con más tiempo y tomaremos un café.

Un abrazo amiga.

Migue dijo...

Genin
Se que quisiste poner abrazos y te salio besos jajaja es que tendrás tantas novias por otros blogs jajaja.

Un abrazo

Ilesin dijo...

Un texto lleno de sabiduría y para reflexionar.
Besos

Migue dijo...

Ilesin

Bien lo dice el texto, cuando se enojan y gritan se alejan. Así puede no haber retorno. Además el gritar no es de gente civilizada..

Un beso.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Si el Alma estuviese encarnada se comprenderían fácilmente.


Un abrazo.
Gracias.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Si el Alma estuviese encarnada se comprenderían fácilmente.


Un abrazo.
Gracias.

Manuel dijo...

Aunque no sea tuyo, te agradezco lo compartas, porque es una reflexión muy bonita.
Un saludo.

Rafa Hernández dijo...

Muy interesante el texto, y es real lo que se dice en él Que manía la de chillar cuando la gente se enfada. Ahora también te digo que hay personas con un timbre de voz muy alto como a mí me ocurre y hablamos muy fuerte. Y de hecho en más de una ocasión hasta me han dicho; por favor no chille y no se enfade, a lo que he tenido que responder, que perdonasen que ni estaba enfadado ni mucho menos, sino que es mi forma de hablar.

Abrazo Migue.

Amora Amora dijo...

Pasé a saludar! Fue un gusto visitar tu espacio.
Yeli❤

Borja F. Caamaño dijo...

Yo creo que, sencillamente, nos gritamos por inercia y porque nos dejan... en mi caso, desde que se fundió el fusible del claxon de mi coche, y aunque lo cambie vuelve a fallar, he dejado de quejarme y hacer aspavientos al volante.

Porque ya no puedo hacerlo.

Abrazotes.

Migue dijo...

Rafa
En tu caso estás libre de culpa y cargo jajaja es tan solo tu timbre de voz que es alto. Para los que te conocen no hay problema, los que no...a veces pueden pensar que estás enfadado y necesitas aclarar.
Un abrazo

Migue dijo...

Borja
He entrado en casas de familia en que todos se gritan, los padres a los niños y estos a los padres.
En realidad son los padres los que van creando ese estilo de comunicación. Si a ellos les parece normal..vale! pero los gritos son una forma de violencia innecesaria salvo raras excepciones, en llamados de atención o alertas. Bien dices no te gritan si no te dejas gritar...ni gritas.
Un abrazo.

Susana Jiménez Palmera dijo...

Es precioso, lo había leído, pero te doy gracias por recordármelo. Es tan cierto y tan lógico, solo hay gritos cuando sentimos al otro lejos.
Un abrazo, feliz resto de semana

Migue dijo...

Susana,
Que bueno que está el cierre, cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no se digan palabras que los distancien. Llegará un día en que la distancia será tan grande que no habrá retorno...
Y eso sucede en la vida...y mucho.
Agradezco tu visita
Un abrazo te retorno.

Migue dijo...

Olga
Estoy de acuerdo contigo, de esa manera se comprenderían.

Abrazos.