miércoles, 7 de octubre de 2015

El rapto ¿Involucrarse?

Lucas estaba sentado en la Terminal de ómnibus de larga distancia, faltaba media hora para que partiera el suyo, una pelotita de papel rodó frente a sus pies. Sin saber porqué, la levantó, desplegó el pequeño papel arrugadoleyó una frase, SOS me raptan. Levanto la cabeza mirando hacia el frente y los costados. ¿Será una broma? – pensó. Pero con esto no se jode – se dijo. La gente caminaba de prisa por los pasillos, recorrió con mirada escrutadora a los pasajeros que aguardaban en los largos asientos de madera frente a él. Matrimonios con niños, ancianos, una jovencita de unos catorce años, al lado de un hombre fornido de cabello pelirrojo, éste esbozaba una sonrisa tonta permanente en su rostro. Llamó su atención que la niña tenía anteojos de sol, siendo un día de lluvia, además que la mano derecha del hombre estaba apoyada en su espalda. ¿La estaría sujetando? ¿Amenazando? - pensó para sí. Desvió la mirada un instante para disimular, cuando volvió a mirar, observó que las manos de ella estaban sobre su regazo, subió la mirada, los anteojos negros estaban fijos en él, volvió a mirar sus mano, el dedo índice de ella se movía señalándose a si misma, como si lo llamara. Se puso tenso, se le erizó la piel, presintió la situación de peligro, el pelirrojo observó que los miraba, rápidamente bajó la mirada, agachándose para ajustar los cordones de sus zapatos. Luego, nuevamente se incorporó, ya decidido.

Prefiero pasar un papelón antes que dejar cometer un posible secuestro, se dijo a si mismo.

Encaminó sus pasos hasta reunirse con dos hombres de gendarmería que se hallaban en el lugar, les explico la situación y sus sospechas. Por favor, con pedirle la documentación no se pierde nada - sugirió. Los gendarmes se dirigieron hacia la pareja, Lucas iba detrás, se detuvieron frente a ellos. Disculpe señor ¿Se pone de pié y me permite sus documentos? El hombre con gesto de incredulidad se paró, ¡¡Maldición!! ¿Cómo me descubrieron? Extienda las manos, está arrestado. La jovencita se puso de pié, quitándose los anteojos acto seguido se arrojó a los brazos de Lucas llorando, gracias!! gracias!! repetía sin parar de llorar. Cálmate le dijo Lucas, ya todo esta bien, fuiste valiente, te van a llevar a tu casa.

Amigo visitante sigo rescatando historias que he escrito en el pasado, seguramente no has leído ésta.
Cuando las musas vuelvan escribiré nuevas. Te saludo, deja tu comentario si gustas.... 



18 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es una buena historia.

AtHeNeA dijo...

A veces el destino hace que esas bolitas lleguen a nosotros y cobren sentido, como palabras lanzadas al viento que este guía para encontrar su camino!


Un abraz✴

Genín dijo...

Cierto, no lo había leído antes, muchas gracias...
Salud

Rafa Hernández dijo...

Muy buena historia y me ha encantado, por la astucia de la niña con la bola de papel pidiendo auxilio, y el buen hacer y la picardía de Lucas, al captar al instante que verdaderamente se podía tratar de un secuestro. Pues fíjate que casos que parecen tan simples, si a veces la gente fuésemos más fisonomista y nos llamaran más la atención las cosas, a más de uno en muchos aspectos se les podía salvar el pellejo. Con denunciar rápidamente no se pierde nada, y si luego ta has equivocado, pues tampoco pasa nada, porque las autoridades pueden llegar a comprenderlo. LO que ocurre es que tenemos miedo a hacer el ridículo, o bien pasamos, por no tener jaleos, ni complicarnos la vida.

Abrazo Migue

Chaly Vera dijo...

¿Y qué hacias si no había gendarmes a la mano?

Migue dijo...

Demiurgo

Agradezco tu visita y comentario.
Saludos.

Migue dijo...

AtHeNea

Bien lo dices, a otro podría haberle pasado desapercibida la bolita de papel y los resultados hubieran sido muy distintos.

Un abrazo.

Migue dijo...

Genín

Te encontraste con una historia distinta amigo

Un abrazo.

Migue dijo...

Rafa
¿Cómo estás amigos? sigues sorprendiendo con la historia de tu viaje a Moscu jaajaja. Hay mucho de lo que dices en esta historia, la gente está concentrada en si misma y puede no darse cuenta de quién estando tan cercano necesita ayuda.

Un abrazo.

Migue dijo...

Chaly Vera

Podría darte alternativas, pero no quiero meterme en la cabeza de Lucas el protagonista.
Agradezco tu visita.
Un abrazo.

Ilesin dijo...

Me ha gustado mucho, por muy antigua que sea, sigue estando a la ultima.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Claro que hay que involucrarse.
Hizo muy bien.

Saludos.

Migue dijo...

Ilesim, gracias amiga. Un beso.

Migue dijo...

Toro
Es cierto hizo bien en involucrarse, pero muchas personas podía haber levantado la pelotita de papel y arrojarla nuevamente sin darle importancia. Podían pensar que es una broma de alguién, Lucas fue una excepción y el resultado fue bueno.

Saludos.

Lore dijo...

En casos tan degradantes, no hay duda de que hay que involucrarse.
Aun a costa de las complicaciones que ello puede traer.
Es bueno tu relato.

Besos Migue.

Migue dijo...

Gracias Lore, ocurre que hay gente de sangre fría y otros de sangre caliente, el no te metas está también bastante arraigado. Pero nunca faltan los Don Quijote que se arrojan a la pileta.

Besos

Abuela Ciber dijo...

Buena historia con el final apropiado
Cariños Migue y buen fin de semana

María Perlada dijo...

No sabia habias vuelto a publicar amigo Migue, me encanto tu relato. Hay tanta gente que necesita ayuda y a veces no nos damos ni cuenta.

Un beso amigo Migue.