sábado, 13 de junio de 2009

EL FILÓSOFO QUE NO SABÍA.


¿QUE ERA AMAR AL PRÓJIMO?

¡ES DAR, COMPARTIR!

Alimentos, medicamentos, conocimientos, abrigo, cuidado, experiencias, esperanzas, ánimo, poner el oído. etc.


Cuando leí la expresión de este señor, reconocido como escritor, con muchos años de trayectoria y varios títulos en su haber, me sorprendió.
Hoy reflexionando, tomo conciencia de que independientemente de su inteligencia, tanto él como muchísimas personas pueden no saber dar respuesta a la alusión de referencia, así como a tantas otras que implican importantes valores , virtudes humanas .
Son muchos los pensamientos, frases, dichos, o reflexiones de otras personas, que si las entendemos, es porque las compartimos o de alguna manera aprendimos a interpretar el sentido que tiene la expresión

Es decir, que nos identificamos con ellas. Pero también es cierto que un sinnúmero de gente no comparten el significado o no lo entienden, tampoco buscan respuesta con lo cual, se cierran a comprenderlo.
Sencillamente para mí, significa
amar al otro, a cualquiera, de cualquier parte, sin que medie parentesco, raza, amistad, vecindad, sexo, recomendación, ni interés en sacar un beneficio de ninguna naturaleza.

Es, de la manera que puedas, ser solidario, dar una mano en el momento que se te cruce la necesidad del otro, tu prójimo o bien en forma continua como lo hace mucha gente.
Dando de comer a carenciados en comedores comunitarios, visitando enfermos en hospitales, buscando trabajo para una familia que esta en problemas económicos, poniendo el oído al que necesita hablar. Colaborando económicamente a una buena causa si no tienes tiempo físico. etc
La religión cristiana y otras del mundo, lo dan como un mandamiento que,
sería la salvación de la raza humana, y muchos se rebelan poniendo en juicio la existencia de Dios, de un Poder Superior.

Al hacerlo, pierden el tiempo en esas discusiones, no se dan cuenta que al
margen de creer o no, el dogma, la ley, el mandato, la frase o como quieran llamarla ésta es por su sabiduría la salvación de toda la humanidad.
Mi sugerencia para aquellos es, discutan sobre el mensajero,
acéptenlo o nó, tómense su tiempo, pero no dejen de: leer, aprender y poner en práctica el mensaje.

Hagamos de cuenta que el mundo es un gran bote, si todos estamos dentro remando para el mismo lado, no cabe duda vamos a sobrevivir y salir adelante. Significa levantar al que se cae, o se queda atrás, no procurar salvarnos solos.
Voy a dejar de lado mis creencias para que no interfieran en el análisis, los no creyentes en nada, por favor no huir de la lectura. Cuando en el párrafo anterior menciono que la frase amarás a tu prójimo como a ti mismo, es la salvación para el mundo, no me refiero a la que dijo Jesús según los evangelios, el que crea en mi será salvo.
Esta ultima se refiere a las almas, y la otra, la
primera, a la vida, a la armonía y paz de tu vida, la de aquellos a quienes amas y a la de todo ser humano, viviente y por que no también suponer que la de sus almas.

Al margen de fe o creencias. No nos damos cuenta de la enorme sabiduría del mandato segundo. Si el mundo aprendiera a amarse, no existirían guerras, conflictos, problemas, intereses mezquinos y egoístas. En una palabra se viviría en paz y armonía.

Desde hace 2000 años,
o más está la "solución", pero el hombre sigue siendo imperfecto, se deja llevar por su codicia, ira, egoísmo, mezquindad, orgullo, deseo de poder, bajos instintos, hipocresía, conspiración y traición, violencia física, verbal y escrita etc.

Los defectos humanos son innumerables, ¿Como puedes tener un diálogo? con alguien que no quiere escuchar, o se cierra estrictamente a evaluar como probable algo, que no acepta, por su formación, su manera de pensar, ni hablar si esta totalmente alejado de lo espiritual o lo filosófico. Pero sin dudarlo digo que gente que no pertenece a esas corrientes puede destacarse por su honestidad, ética y moral.

Entiendo al que no tiene fe en alguna religión u otra buena doctrina , porque durante gran parte de mi vida fui igual, a pesar de ser buena persona y tener sólidos valores éticos y morales. Tuve que tocar fondo, luego de años continuados de sobre exceso laboral intelectual llegar a estar tan mal, para llegar pensar que solo la muerte era la salida al dolor y la inacción que produjo lo emocional que entrampaba mi mente. A pesar de amar la vida, era yá imposible continuarla. Nadie que no haya pasado por una estado similar puede juzgar o comprender.
Cuando estaba en esa situación, una palabra salio de mi boca, ¿Dios mío que me ocurre? No lo conocía, pero nombré a un ser superior, como cada cual pueda concebirlo buscando su interpretación. Estoy vivo porque el intento me salió mal o porque Dios tendría otra misión para mí. Y vaya que la tuvo. Porque estuve presente en infinidad de situaciones que requirieron mas adelante de mí consolidado y fortalecido por años y hasta ahora.

Como hombre de extracción científica, si bien desde niño no tuve nada que ver con religiones ni saber del concepto de espiritualidad, f
ui flexible a casarme por iglesia y a bautizar a mis hijos porque mi esposa, mujer de fe, consideraba que así debía ser. Y siempre valoré en el terreno que sea a "aquél que supiera más que yo", para aceptar o aprender de lo bueno que irradiaba.

A la vida llegamos para vivir y aprender muchas cosas, cuando perdí el control remoto de la mía, tuve que dejarme llevar por los caminos a los que, sin interpretarlo así en ese momento, mi ser interior y tal vez un poder superior me conducían.
Me pasaron cosas tristes, dolorosas, pude comprobar que no fui el único y tomar conciencia de que mucha gente en el mundo sufre acontecimientos terribles , muchos peores que los míos.
Lo importante es salir más sabio, más fuerte emocionalmente, más espiritual, para seguir viviendo con ajustes de personalidad y de forma de vida. Las personas, reconociendo sus debilidades o fragilidades de carácter, pueden cambiar, superarse, ser felices y exitosos en serenidad.

Es difícil para la mayoría autoconocerce y aceptar que necesita modificar en los hábitos,pensamientos, sentimientos que formaron su personalidad , y le impiden ser feliz, pero, paso a paso con aceptación, ¡Funciona!. Retomo el tema en: ¡Conócete a ti mismo! de octubre 2009.
Aprendiendo y cambiando uno, influye en su entorno, a la vez que lo comprende con más claridad, al hacerlo puede intentar ayudarlo.

1 comentario:

Jacina, Javier Cinacchi dijo...

Hola, muy interesante la reflexión. Indudablemente hay muchos puntos sobresalientes. Hay dos ideas que las veo principales: Aprendizaje y amor.

Y un clara resultante, alegría que uno recibe al aprender a amar, un estar bien.

Claro ¿Como no estar bien, si al amar somos realmente humanos?

Pero sorprende que algunos no escuchan, no aman, solo alimentan su egoísmo y demás lista que unumeraste, perjudicando así a los demás ¡Pobres! Eso son, pobres y limitados tengan lo que tengan. Porque el que no ama, solo tienen riquezas que pueden perderse. Aunque el potencial de poder amar, creo que siempre está...
También me ha ocurrido que tuve un periodo en mi vida donde "toqué fondo". Sinceramente lo que hice fue orar al Padre en el nombre de Jesús, desde ese momento comencé a estar de a poco, paso a paso, mejor con la ayuda de Dios.
También creo que a veces cuesta darse cuenta de los errores, no sé a mi me costó. Así somos, complicados. Pero el día que tengamos todos mas amor, creo que seremos todos realmente felices.

Muy buena lectura, gracias por compartir, un saludo