miércoles, 31 de julio de 2013

La paloma y los niños.

Mi niño entró con dos amigos suyos, estaban alterados, conmovidos. ¡¡La mataron, la mataron!! – repetían. 
Tranquilos ¿Qué ocurrió? ¿A quién mataron? – pregunté. A la paloma, unos chicos con gomera le tiraron y la mataron, quedó allí en la calle – lo decían a dos voces. Salí con ellos a la acera, pude ver   alejarse a los otros, eran cuatro con gomeras (hondas) por su aspecto no eran de la zona. ¿Por qué mataron la paloma? – me preguntaban los niños. Porqué sus padres no les han enseñado el valor de la vida, ni del amor por cada cosa que la naturaleza nos da para cuidar – respondí. Estaban muy compungidos, nos paramos alrededor de la blanca paloma que yacía inerte en el suelo. ¿Quieren que la sepultemos? Si, si, aquí la van a pisar los autos – respondieron. La tomé en mis manos trasladándola… con una pequeña pala cavé debajo del árbol de sauce que se hallaba en nuestra acera. Allí la dejamos, cubriéndola de  negra tierra fértil, uno de los niños armó una pequeña cruz con dos ramitas y la colocó en el lugar. ¿Porqué esos chicos son tan malos? Volvieron a preguntar. Seguramente porque les falta amor de sus padres, si siguen así,  tal vez en un par de años se estén drogando o asaltando gente – comenté. Los niños pudieron apreciar el bien y el mal, la sepultura de la paloma les dio un poco de consuelo.  

La violencia a veces comienza desde la niñez, otras se adquiere en el camino de la vida.


Amigo visitante te saludo, deja tu comentario si gustas

18 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Muy buena la frase final de que la violencia se aprende desde la niñez, ya que creo que algunos la maman. Pero también pienso que va en el carácter y actitud de la persona. Hay gente que son delincuentes en potencia cuando han recibido una educación exquisita y lo han tenido todo. En cambio otros sin haber recibido ni tan siquiera la educación y el cariño de los padres, son excelentes personas.

Un abrazo Migue.

AMBAR dijo...

Lo dejo y con gusto, entrar en tu espacio es entrar en un recinto de Paz.
Profundas letras, bella moraleja, una gran verdad y muy relajante la preciosa inmagen que nos da la bienvenida a tu entorno. Gracias.
Un abrazo.
Ambar.

Migue dijo...

Rafa,
¿cómo estás amigo? mira que en la educación, me refiero en la cultura del amor al prójimo,a distintas formas de vida.En buena medida la violencia puede provenir desde la niñez,aunque la adquirida en la edad adulta se da por el libre albedrío.
Muchos padres no tienen la culpa de la maldad de sus hijos.Esa brota de sentimientos de egoísmo, que es la raíz de todas los sentimientos malvados.
Caminamos por el mismo camino Rafa.
Un abrazo.

Migue dijo...

Ambar,
bienvenida y gracias por tu generoso comentario.

Un abrazo.

xabier dijo...

Enhorabuena!!! un torrente de aire fresco en tus escritos, no dejes de escribir...
saludos

Migue dijo...

xabier, gracias por tu visita.Tienes un blog muy didáctico sobre el cuidado de la salud.Me ha gustado leerte.

Saludos.

Sony dijo...

hola migue,excelente tu reflexion amigo,porque cuando hacen estas cosas los niños les llamamos travesuras,pero cuando de mayores ya se transforma en violencia y en el no cuidado de la naturaleza,del respeto por lo que nos rodea.

siempre es bueno pasar a visitarte amigo,te dejo un abrazo y que sigas bien!!!!

Migue dijo...

Hola Sony, en el relato se ven las diferencias entre unos niños y otros. Tal cual existe entre los adultos, unos respetan, cuidan, y otros son violentos y dañan.

Agradezco tu visita,un abrazo amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Esas semillas de violencia deben ser arrancadas antes de que esos niños se conviertan en monstruos.

Saludos.

Myriam dijo...

Coincido con RAFA: pero me gustaría agregar un matiz a lo que el dice: esos niños ricos a los que les han dado una educación exquisita, les han dado "todo" lo material, si, pero en estos casos lo que suele suceder es que, los padres les han fomentado la omnipotencia, que todo vale y que ellos están por estatus o por lo que sea, por encima de los demás. En el segundo caso que pone, es probable que estos niños hayan buscado otros modelos, otras personas reales o ficticias (literatura) que les hayan servido de modelos. En fin, no se puede generalizar. Peor se que nuestras sociedad está fallando en la educación en valores (elevados como la solidaridad, la justicia, etc) y ésto, como dices, se hace desde la cuna.

Un abrazo y feliz invierno, Migue.

Migue dijo...

Toro,
estoy de acuerdo contigo,para que el árbol crezca derecho necesita guías. Al margen de que en algún caso se desvíen igual.
Saludos

Migue dijo...

Hola Myriam, no se puede generalizar,pero lo que queda claro es como dices, que las sociedades fallan en formar en valores éticos y morales.
Lo material está siendo más valorado que lo espiritual.
Ademas de no guiar bien,los gobernantes no predican con el ejemplo.

Un abrazo,voy llevando bien el invierno espero que vos también.
Un abrazo.

Ame dijo...

Cuando los cimientos son sólidos, pueden existir cientos de tentaciones y no los harán caer.

una acción como la que relatas rompe la armonía de la vida, no solo es el hecho de hacer daño, es hacerlo a quien no puede defenderse, los valores se aprenden en casa, si fallan, todo está mal.

Saludos Migue

VivianS dijo...

Pobre paloma.
Los niños suelen actuar desamorados cuando no se les inculca amor por las cosas, por los animales, o por los demás niños. Otras veces va en su naturaleza porque guardan cierta rebeldía por alguna razón que desconocemos. Creo que muchos, de grandes, logran encausarse y otros no tienen remedio. Es complejo.
Un beso Migue

Migue dijo...

Vivian, en este relato la paloma pagó las consecuencias del desamor.La vida da muchas situaciones,algunos la sobrellevan de una manera, otros de otra.
Un beso.

Migue dijo...

Ame, es cierto lo que dices.Los que tienen raíces firmes, no cruzarán a la acera de enfrente. Los tibios de corazón y espíritu, sí lo hacen, y se prestan a la maldad y deshonestidad.

Un beso.

Carolina dijo...

Como estas Migue?
De un episodio triste y cruel como es matar por diversion rescato la buena enseñanza a los niños, que afortunadamente la gran mayoria son agradables, respetuosos y sensibles. Antes era muy natural ese tipo de acciones, de jugar con la honda y otras crueldades... hoy en dia todo eso ya esta muy mal visto.
Un beso y que tengas un lindo fin de semana.

Migue dijo...

Carolina,
bien lo dices, antes era natural jugar con la honda como travesura. Pero lo del relato lo vieron mis ojos un par de años atrás.Es una crueldad que no fue considerada como tal por esos niños pre-adolescentes.

Un beso, buen fin de semana para vos también.