sábado, 10 de noviembre de 2018

No te vayas con tus muertos.

Los he visto, pierden a su compañer@ de vida y con ello su deseo de vivir, tanto les ocurre a mujeres como a hombres. Ante un gran amor que ya no volverán a ver es normal el luto, sufrir, llorar. También lloré en su momento siendo hombre. Pero la vida continúa, algunos no lo aceptan,el tiempo pasa y van acumulando mala sangre, angustia, soledad, ira. 

Todo repercute en su cuerpo, contraen enfermedades de las más diversas al punto de morir o vivir sufriendo. Su estado de humor es horrible y hasta los familiares con los que convivían se alejan.

Otros por si mismos o escuchando sugerencias de familiares y amigos, se abren a conocer nuevos amigos, emprender cursos. Volver a hacer lo que hacían en años jóvenes, la música y el baile por ejemplo, si les gusta es una fuente de salud. Caminatas, visitas a lugares bonitos, siempre mejor acompañados, se disfruta mas lo bueno compartido.

Cada uno elige, cuando le toca, como quiere seguir viviendo... elige siempre la vida, no la muerte en vida.

Te saludo visitante, Agradezco tu visita,

18 comentarios:

Ester dijo...

Elijo la vida, he sufrido despedidas pero nunca he muerto con ellos, me quedo con los que permanecen, me quedo y ordeno recuerdos. Abrazos

Tracy dijo...

Es muy aleccionadora tu entrada y estoy de acuerdo al cien por cien con lo que dices.

Gladys dijo...

Yo elegí la vida a pesar del dolor, que aun llevo por dentro, mi opción a sido, estar siempre en movimiento trabajando mucho en lo que me gusta y haciendo siempre cosas nuevas, una buena reflexión amigo interesante relato. Un abrazo feliz domingo.

Genín dijo...

Bueno, no siempre se puede elegir, en cualquier caso, yo elijo la vida, aunque muchas veces el cansancio de ver tan repetida la maldad, se lo piense uno...
Salud

Migue dijo...

Ester, eliges la vida, quedarte con los que permanecen es la mejor elección,así lo veo yo. Agradezco tu visita y comentario.
Abrazos.

Migue dijo...

Tracy, no cabe duda de que eliges la vida. La otra postura es un calvario.

Saludos para ti.

Migue dijo...

Gladys,
se del dolor que llevas amiga. Pero lo superas con tu trabajo y el gusto que te deja lo precioso que te queda.

Abrazos.

Migue dijo...

Genín
No puedes elegir cuando la parca te sorprende, no dejes que esos momentos de desánimo, que llegan a veces, pasen más allá de eso.Sigue eligiendo la vida, el mundo es como es, con sus cosas malas pero también buenas.

Un abrazo y salud

Alís dijo...


Es un buen consejo, aunque coincido con Genín en que no siempre se puede elegir. En cualquier caso, el duelo ha de vivirse, para poder trascenderlo. Evitarlo puede hacer tanto daño como permanecer eternamente en él.

Y ojalá luego siempre gane la vida.

Un abrazo

Migue dijo...

Hola Alís.

Veo el resultado de una u otra elección, donde amor hubo, el duelo existirá, es indispensable para el recupero emocional espiritual.

Veo a los que vuelven a vivir y a los que entregan sus vidas a recordar con dolor obsesivo...y sufren sus consecuencias.

Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Se puede elegir, o se hace lo que se puede? Es duro

TORO SALVAJE dijo...

Es que no debe ser fácil superar la pérdida de alguien con quién has compartido toda una vida...

Saludos.

Migue dijo...

Neogéminis

Razón tienes, a veces la partida de un ser amado es con años de convalecer.
Una prima cuidaba en su casa a su madre con alzheimer, durante esos años ella se veía envejecida, demacrada.
Cuando su madre partió, le llevó tiempo sentirse mejor, más tarde fue recuperando su sonrisa, dedicarse a ella y a sus nietos, volvió a se feliz y rejuvenecer.Fue muy duro.

Migue dijo...

TORO.
Claro que no es fácil, piensa que también se puede perder un hijo Y eso se toma contra natura. Si hay que partir desearíamos ser los padres y no los hijos.

Un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

La vida sigue y yo sigo adelante......un gusto leerte....saludos

RECOMENZAR dijo...

Cuando alguien que has amado muere se termina en ese momento casi la respiración El tiempo te ayuda a entenderte a volver a quererte a disfrutar de los recuerdos de los buenos La vida te enseña a querer a sufrir y a aceptar...
un abrazo inmenso para vos

Migue dijo...

Sandra, así es, la vida continúa y no hay que bajarse del tren hasta llegar a la terminal. Gracias....Saludos.

Migue dijo...

Mucha, las perdidas de amados pueden doler muchísimo. Pero padre tiempo debe curar las heridas. Los recuerdos quedan, bien lo dices la vida enseña a vivir cada etapa.

Otro abrazo viaja a Miami para vos